Cargando...

Secciones

Publicidad

Meritxell Borràs en el juicio del 'procés'. / EFE

Juicio al procés La defensa de Borràs pide al Supremo que obvie a Vox al redactar la sentencia, por su actuación "abusiva y arbitraria"

Publicidad

Judith Gené ha centrado sus esfuerzos en negar la "malversación posmoderna" que la Fiscalía y la Abogacía imputan tanto a su defendida como a los miembros del anterior Govern que están sentados en el banquillo. Niega que la Generalitat fuera "un cortijo", como sostuvo la fiscal Consuelo Madrigal

Política

La defensa de la exconsellera Meritxell Borràs ha calificado la actuación del partido ultraderechista Vox en el juicio al procés de "arbitraria" al rebajarle la acusación a Santi Vila cuando se le imputan "hechos absolutamente idénticos" a los de su cliente y ha pedido que no se tengan en cuenta sus conclusiones en sentencia.

Publicidad

La defensa afirma que la actuación de Vox sólo tiene una "explicación política e ideológica extramuros"

De esta forma ha cerrado su informe final Judith Gené, que ha centrado sus esfuerzos en negar la malversación que la Fiscalía y la Abogacía imputan tanto a su defendida como a los miembros del anterior Govern que están sentados en el banquillo.

Además de "abusiva y arbitraria", la letrada ha calificado la actuación de Vox, acusación popular, de "selectiva y manifiestamente discriminatoria" por retirar la acusación por los delitos de malversación y organización criminal al exconseller Vila y no así a su defendida y a Carles Mundó, a quienes imputa los mismos hechos.

Para la letrada, esto solo tiene una "explicación política e ideológica extramuros" del proceso penal y por ello ha pedido al tribunal que "no se tengan en cuenta" sus conclusiones definitivas.

La "malversación posmoderna"

Durante su informe, la abogada ha reprochado a la Fiscalía que impute a los acusados una "rebelión posmoderna sin alzamiento y sin alzados" (en alusión al término que el martes esgrimió su compañero de despacho, Xavier Melero) que se "ha sustentado también en una malversación posmoderna".

Publicidad

El "poco rigor" de las acusaciones sobre la malversación: "No importa si hay perjuicio, si éste se cuantifica, en qué Consejería se produjo el acto malversador o cuándo se adopta este acto malversador"

"Cuando en las conferencias se habla de cosas que no nos gustan, son malversación; cuando la policía depende de la Generalitat, es un cuerpo al servicio de la rebelión; cuando la televisión pública depende de la Generalitat, es acusada de desobediencia", ha opinado Jené, para quien "esto ha sido la tónica general que ha imperado en la acusación a la que todos hemos sido sometidos".

Como han hecho otros letrados, la defensa de Borràs ha cargado contra el "poco rigor" de las acusaciones al imputar una malversación en la que "no importa si hay perjuicio, si éste perjuicio se cuantifica, en qué consejería se produjo el acto malversador o cuándo se adopta este acto malversador".

Publicidad

Ha defendido que la exconsellera de Gobernación no autorizó ni un gasto relacionado con el referéndum, que tenía las competencias de contratación transferidas y que el acuerdo de gasto solidario de todo el Govern -base de la acusación de malversación de la Fiscalía- era "político".

"Ni un solo tuit, ni una sola declaración pública, ni una sola reunión en la agenda Jové, ni aparece en la Moleskine. Búsquenla por donde quieran, que ni aparece", ha indicado la letrada, que ha negado ante la Fiscalía que la Generalitat sea un "cortijo", como indicó la acusación en sus conclusiones finales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad