Cargando...

Secciones

Publicidad

Los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid de Más Madrid, Iñigo Errejón, y de Unidas Podemos, Isabel Serra, durante el pleno de constitución de la XI legislatura de la Asamblea de Madrid. EFE/Fernando Alvarado

El futuro de Podemos Madrid a partir de septiembre: refundación y nueva secretaría autonómica

Publicidad

El partido morado iniciará después del verano un proceso de refundación con las bases. Los principales retos serán evitar un trasvase de militancia y cuadros a Más Madrid, formar una nueva secretaría autonómica y reconstruir el grupo municipal.

Política

Podemos Madrid tiene varios retos por delante. La debacle del 26-M ha reflejado la crisis abierta en la región y en la capital tras la marcha de Íñigo Errejón a Más Madrid. El partido morado no tiene representación en el Ayuntamiento y sólo ocho diputados en la Comunidad. Estos resultados llevan a los dirigentes de la formación a considerar que después del verano tienen que empezar un proceso de "refundación": recuperar a las bases, crear cuadros y fortalecer los grupos autonómicos y municipales.

Publicidad

El partido en la Comunidad Madrid se rige por una gestora desde la dimisión de Ramón Espinar. Esta marcha, junto a la de la mitad del grupo autonómico que se fue con Errejón, dejó al partido casi sin estructura. Este es uno de los mayores retos que abordarán a finales de año: unas nuevas primarias para elegir a la dirección. Isabel Serra no se presentará como candidata a la secretaría autonómica, según confirman fuentes cercanas a la parlamentaria. Dentro de la región hay quienes apuntan a que Jesús Santos, segundo teniente de alcalde de Alcorcón tras llegar a un acuerdo con el PSOE, será el candidato que apoye la dirección del partido. Santos ha estado al mando de la gestora y es uno de los dirigentes madrileños más cercano a Pablo Iglesias. Aún así tendría que ser elegido mediante primarias y hay quienes consideran que no conviene abrir pronto otro proceso interno.

Más allá de una gestora o una dirección, fuentes de Podemos en la Comunidad reconocen que tienen que volver a conectar con las bases en los barrios y en los municipios. Hay círculos de la región que siguen estando fuertes y tienen que mantener a su militancia, sobre todo, ante un Más Madrid que empezará en septiembre un proceso de asentamiento en toda la región. El partido de Errejón prevé realizar un Congreso en octubre para organizar su estructura y consolidarse como formación política. Un trasvase de militantes es uno de los peligros que corre Podemos si no realiza bien esta 'reconexión'. También tendrán que emprender otro proceso para crear cuadros en la Comunidad: la falta de liderazgos ha sido otro de los problemas que más se han evidenciado en estas elecciones.

Desde la Asamblea de Madrid en Podemos tienen claro que tendrán que entenderse con el PSOE y con Más Madrid. El inicio no ha sido bueno ya que ni los socialistas ni los de Errejón votaron para la constitución de la Mesa de la Asamblea de Madrid lo que habían acordado minutos antes entre las tres fuerzas de izquierdas. Aún así están seguros de que, sobre todo con Errejón, encontrarán muchos puntos en común. Los programas electorales desde las dos candidaturas eran los más parecidos. 

Publicidad

En el grupo municipal también tienen mucho trabajo por delante. Desde la Comunidad consideran que uno de los motivos del desplome de votos fue no tener una candidatura al Ayuntamiento. Podemos, como decidió no presentarse, se ha quedado sin representación y Más Madrid ocupa todo el espacio de oposición a la izquierda del PSOE. Ahora el partido en la capital se encuentra prácticamente desaparecido. La sombra de Manuela Carmena es alargada y, aunque abandone la política, el legado se queda en la nueva formación: en la capital tienen mucho más terreno ganado que en la Comunidad tras cuatro años de gobierno.

Julio Rodríguez, secretario general de Podemos en la capital, está ausente de la primera línea política desde que Carmena descartó que tuviera un puesto en su lista. La dirección del partido morado negociaba con Marta Higueras para que Rodríguez estuviera en uno de los puestos de salida y se preveía que se definiría el acuerdo en enero, cuando se anunció la alianza de Carmena y Errejón. Desde entonces ha tenido contadas apariciones públicas y ahora tiene que trabajar por resurgir un proyecto político para la capital desde fuera de las instituciones. 

Publicidad

Fuentes de Podemos Madrid también consideran que estos procesos se tienen que dar a lo largo del próximo año y descartan que se adelante un Vistalegre III. La falta de implantación territorial es el primer problema a resolver, un cambio que ahora tendrá que liderar Alberto Rodríguez pero que conlleva un cambio profundo. "Necesitamos otro modelo organizativo que nos permita tener un debate dentro y que genere espacios de confianza", insisten desde la capital. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad