Cargando...

Secciones

Publicidad

Los dirigentes de Más Madrid en un acto de campaña de las elecciones municipales y autonómicas / Más Madrid

Sucesión de Manuela Carmena Más Madrid evita el enfrentamiento repartiendo el poder entre 'carmenistas' y 'errejonistas'

Publicidad

El grupo municipal forma una dirección colectiva con dos portavocías para sustituir a Manuela Carmena: Marta Higueras se ocupará de lo orgánico y de los plenos y Rita Maestre será la portavoz adjunta y la voz de la oposición en los medios de comunicación.

Política

Durante semanas se ha rumoreado que el núcleo cercano de Manuela Carmena dimitiría con la alcaldesa. Al final no ha sido así. Marta Higueras, la mano derecha de la jueza durante su gobierno, lo dejó claro este lunes: "Quienes piensen que voy a renunciar a liderar el legado de Manuela Carmena es que no me conocen". Poco después de esta advertencia se reunía el grupo municipal para designar la nueva dirección de Más Madrid. Será colectiva de cinco personas y contará con dos portavocías: la orgánica, para Higueras, y la mediática y de relaciones con el exterior para Rita Maestre. Inés Sabanés (Equo) se encargará de la secretaría general. Las dos vocalías serán rotatorias entre los concejales por orden de lista creciente y decreciente.

Publicidad

Con este reparto han conseguido repartir el poder en el Ayuntamiento y calmar las diferencias internas que habían crecido durante estas semanas. Dentro de Más Madrid hay quienes dividen al grupo entre "carmenistas" y "errejonistas" para diferenciar dos líneas de trabajo y política. Los primeros tienen más fuerza dentro del grupo municipal y se les une con un trabajo más técnico, pero el control del autonómico lo tiene Íñigo Errejón y sus más afines: Tania Sánchez es la secretaria general, Pablo Gómez Perpinyà es es el presidente, Antonio Sánchez se encarga de la coordinación política y Mónica García es la portavoz adjunta. Perfiles que ya cuentan con una trayectoria política y de partido.

Según apuntan fuentes de Más Madrid a Público los dirigentes del grupo municipal intentan evitar con esta fórmula un "enfrentamiento interno" del que ya se habían empezado a hacer eco los medios de comunicación. Desde que se asumió que Carmena no podía revalidar como alcaldesa el foco estaba puesto en quién ocuparía la portavocía, las renuncias que irían después de la salida de la alcaldesa y quién tendría el control del grupo. El entorno de Errejón quería que sus más afines ganaran peso en esta nueva legislatura argumentando que tienen perfiles más políticos y que el núcleo de confianza de Carmena cumple con un perfil "más técnico" que no encaja con la oposición. 

Publicidad

Además, distintas voces del partido madrileño apuntaban a que Marta Higueras y Luis Cueto, entre otros concejales, podrían dimitir. No ha sido así e Higueras ha contestado por Twitter a estos rumores y ha dejado claro que no tiene sólo un perfil técnico: "Quienes piensen que voy a renunciar a liderar el legado de Manuela Carmena es que no me conocen. Creo en un proyecto y creo en la defensa de los derechos de los ciudadanos. Por eso estoy en política".

Únete a nosotros

Carmena mantuvo el pulso con Podemos para que Higueras fuera su sucesora. La cuerda se tensó cuando Pablo Iglesias quiso que ocupara este lugar el exJemad Julio Rodríguez. Después de meses de negociaciones, en Podemos aceptaron que el secretario general de la capital no sucedería a la alcaldesa aunque sí estaría en alguno de los puestos de salida. Tras la ruptura de Errejón con Iglesias todos los puentes de negociación se dinamitaron pero es un ejemplo de la lucha que ya lleva dándose desde hace meses en la izquierda madrileña por la sucesión. 

Al formarse Más Madrid Carmena puso como número dos a Higueras pero, aún así, muchas voces del grupo señalaban a que sería Rita Maestre, persona de confianza de Errejón, la que tendría este puesto. Finalmente han sido ambas con esta fórmula que da voz a los dos sectores. 

Publicidad

Fuentes del partido creen que la pugna por el control del grupo puede hacerse más fuerte a partir de septiembre. Más Madrid celebrará un congreso en octubre para asentar su estructura y formalizarse como partido y aquí puede darse la batalla pública entre 'carmenistas' y 'errejonistas'. Higueras, que ha demostrado tener capacidad política y técnica a la sombra de Carmena, no tiene tantos apoyos internos como ha conseguido el entorno de Errejón después de la alianza. Sin embargo, Higueras puede ser otra sorpresa como lo fue en su día Carmena. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad