Cargando...

Secciones

Publicidad

El eurodiputado de Ciudadanos Javier Nart / EFE

Crisis en Ciudadanos Javier Nart dimite de la Ejecutiva de Cs después de que el partido se reafirme en mantener el cordón sanitario al PSOE

Publicidad

Los miembros de la Ejecutiva votan para revisar la estrategia de Ciudadanos de cara a la investidura y el veto a Pedro Sánchez se mantiene con 24 votos a favor, cuatro en contra y tres abstenciones.

Política

Segunda dimisión de Ciudadanos en apenas unas horas. El eurodiputado Javier Nart también abandonará la Ejecutiva del partido después de que el órgano se haya reafirmado en su estrategia de mantener el cordón sanitario al PSOE de Pedro Sánchez. La dirección ha celebrado una votación urgente este lunes, a petición de Nart y de Luis Garicano, para revisar la estrategia de Ciudadanos de cara a la investidura, y tras la dimisión de Toni Roldán por el viraje hacia la derecha de los de Albert Rivera.

Publicidad

La votación se ha saldado con 24 miembros de la Ejecutiva a favor de mantener el veto sobre Sánchez, cuatro en contra y tres abstenciones. Tras conocer el resultado, el eurodiputado ha dejado la dirección del partido, aunque conservará su acta en el Parlamento Europeo y continuará desempeñando su labor allí con los de Albert Rivera. La estrategia de Ciudadanos de priorizar al PP como socio preferente de cara a los pactos poselectorales, manteniendo un cordón sanitario sobre los socialistas, está causando un terremoto político en el seno de la formación.

Durante las últimas semanas se habían levantado algunas voces críticas contra este rumbo, que ha derivado en algunas situaciones como la existencia de pactos que incluyen en la misma ecuación a Ciudadanos y a Vox o, incluso, como en el caso de Palencia, una situación en la que un candidato de Cs es investido alcalde con los votos de la ultraderecha, tras consignar un documento en el que se asumían las condiciones de un pacto entre PP y Vox.

Sin embargo, la Ejecutiva había decidido por unanimidad seguir esta estrategia y confrontar a cualquier precio al PSOE, aunque para algunos miembros del partido esto supusiera un viraje hacia la derecha. La dimisión de Roldán, miembro del núcleo duro de Rivera, ha reavivado el debate de algunos de los críticos con el rumbo del partido (que habían votado a favor del cordón sanitario a Sánchez).

Publicidad

Por eso, se ha repetido la votación para revisar la estrategia, y de nuevo se ha vuelto a imponer con claridad la opción de cerrar la puerta a cualquier negociación con los socialistas, aunque en esta ocasión se ha roto la unanimidad que existió en la primera votación. Roldán criticó que el actual rumbo de la formación suponía la ruptura de los principales valores fundacionales de Ciudadanos, como la "regeneración" o el "reformismo".

"¿Cómo vamos a superar la batalla entre rojos y azules si nos convertimos en azules? ¿Cómo vamos a regenerar la política si apoyamos a partidos que llevan 20 años en el poder? ¿Cómo vamos a construir un proyecto liberal en España si no nos enfrentamos a la extrema derecha?", se preguntó el ya exportavoz de Economía de Ciudadanos. Roldán recibió muestras de apoyo de dos miembros importantes del partido, el número uno en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, y el candidato a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea.

Publicidad

Publicidad

Publicidad