Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. / Daniel Gago - Podemos

Sánchez e Iglesias Podemos cree que habrá coalición pese a que Sánchez teme que se vea como una derrota del PSOE

Publicidad

Los socialistas no quieren formar una coalición y que parezca que pierden un pulso ante Iglesias. Unidas Podemos insiste en que ellos han cedido lo suficiente como para alcanzar un acuerdo y que han rebajado sus peticiones pidiendo competencias en Hacienda, Trabajo, Medio Ambiente y Memoria Histórica y renunciando a los temas de Estado.

Política

Este martes parecía que las relaciones entre el PSOE y Unidas Podemos se habían roto, pero no fue así. Pese al duro discurso de Adriana Lastra, el grupo confederal aún cree que el PSOE y ellos formarán un gobierno de coalición. Pedro Sánchez estaba dispuesto a negociarlo hasta las elecciones del 26-M. Después su posición cambió y los de Podemos señalan a su asesor Iván Redondo como el responsable del giro y de las presiones a la derecha y a Unidas Podemos para formar un Ejecutivo monocolor. 

Publicidad

Ninguno de los intentos del PSOE ha surtido efecto ni en Albert Rivera ni en Pablo Iglesias. Tampoco se espera que se consiga en Pablo Casado. La única opción que les queda a los socialistas para sacar adelante la investidura es negociar un gobierno de coalición y los de Iglesias creen que esto se hará tarde o temprano. Eso sí, señalan a Público que Sánchez teme que esto parezca que es un pulso perdido ante el secretario general de Podemos.

Según ha podido saber este medio, el presidente en funciones transmitió a Iglesias que no quiere que un pacto sobre un gobierno conjunto dé la impresión de que ha cedido. Se abre así una puerta al acuerdo que se representa en una frase que desveló ayer El Huffington Post y que Sánchez dijo en la reunión: "Que eso acabe con que yo he cedido ante vosotros". Una guerra del relato que no va tanto — o sólo — con crear discurso ante la repetición electoral, también porque ninguno de los partidos parezca debilitado ante un acuerdo. En Podemos creen que hay opciones para que se muestre que las dos parten ceden para cerrar el pacto y crear un buen marco para ambos: "Es difícil construir una coalición. Cederíamos las dos partes", apuntan fuentes del grupo confederal.

Podemos quiere tener competencias en Trabajo, Hacienda, Medio Ambiente y Memoria Histórica

Sánchez también aseguró a Iglesias que "no habrá segunda oportunidad" si la investidura no sale en julio, pero también consideró que no quieren ir a otras elecciones. Esto para los de Podemos se traduce en que aún hay una vía para llegar a un acuerdo, incluso que puede ser en este mes.

Publicidad

Pero para el grupo confederal esto tampoco sería una sorpresa. En la primera reunión que mantuvieron Sánchez e Iglesias el presidente en funciones aceptó el gobierno de coalición y por esto Iglesias salió tan optimista ante la prensa. Sánchez le ofreció que lideraran los ministerios de Comercio, Industria y Juventud. También les ofreció la Presidencia de la Mesa del Congreso a cambio de rebajar sus peticiones, aunque fuentes socialistas lo han negado ante Público

Podemos cree que después de este encuentro el asesor de Sánchez, Iván Redondo, le aconsejó que cambiara de estrategia y comenzaron las filtraciones, los desmentidos y las tensiones entre las formaciones. Ahora consideran que los socialistas son conscientes de que "están perdiendo el relato" y que pueden que se arriesguen a ir a una investidura fallida, pero en ningún caso a la repetición electoral. 

Publicidad

Sobre el puesto que ocuparía Iglesias, las fuentes consultadas de Podemos insisten en que en ningún momento se produjo la petición de que fuera vicepresidente. Hasta ahora lo que se ha planteado en las reuniones es que quieren competencias en los ministerios de Trabajo, Hacienda, Medio Ambiente y Memoria Histórica. Pero no piden liderar todas las carteras existentes actuales que corresponderían a esta materia. Un equipo de trabajo del grupo confederal trabajó tras las elecciones en una nueva forma de división de las competencias. "De un ministerio pueden salir hasta tres diferentes y repartir las comperencias", explican a Público

Sánchez emplazó a Iglesias a mantener las conversaciones

Lo que sí descartan en el partido es negociar con vetos sobre la mesa. Para Iglesias que el PSOE diga que él debe dar un paso al lado supone lo mismo que si ellos le dicen a Sánchez que no sea el presidente en funciones. No habría posibilidad de acuerdo bajo estas condiciones. Aunque el sentido del voto ante la investidura del candidato estará en manos de las bases de Podemos. Durante los próximos quince días el partido tiene que organizar la consulta aunque intentarán que se haga lo más próxima posible a la investidura por si hay movimientos o negociaciones a última hora. 

Publicidad

Sánchez también emplazó a Iglesias a seguir hablando. No hay fecha ni ninguna cita más sobre la mesa, pero no se descartan más contactos. Algo parecido a lo que han escenificado este miércoles Adriana Lastra e Irene Montero: no se han movido de sus posturas, no han acordado una reunión pero seguirán hablando

Unidas Podemos también cree que la portavoz socialista se equivocó al lanzar un mensaje tan duro ayer con Unidas Podemos. Sánchez tiene este jueves la oportunidad de dar un giro en el discurso ya que tiene una entrevista en TVE a primera hora de la mañana. El presidente sabe que el partido morado negociará si hay acuerdo integral y que tiene en sus manos formar gobierno. 

Publicidad

Publicidad