Cargando...

Secciones

Publicidad

Imagen de archivo del pazo de Meirás, en A Coruña. - EFE

El Gobierno demanda a los Franco para que devuelvan el pazo de Meirás por compra "fraudulenta"

Publicidad

El Abogacía del Estado presenta una demanda en los juzgados de A Coruña tras encontrar un acta notarial de 1938 desconocida, según publica el diario 'El País'.

Política

El Gobierno ha presentado una demanda en los juzgados de A Coruña para reclamar a la familia Franco que devuelva el pazo de Meirás. El Ejecutivo fundamenta su escrito, de más de 100 páginas, en un acta notarial de 1938 desconocida hasta ahora que probaría que la venta del pazo a Franco fue "fraudulenta", según informa el diario El País.

Publicidad

La demanda argumenta que el documento hallado demuestra que la propiedad ya había sido comprada el 3 de agosto de 1938 por la Junta pro Pazo por 406.346 pesetas a los herederos de Emilia Pardo Bazán, dueña entonces del inmueble. El dinero se habría entregado con una cuestación popular que fracasó y se convirtió en forzosa. Tres años más tarde, el 24 de mayo de 1941, se vendió el pazo a Franco a través de un contrato de compraventa fraudlento entre el dictador y la viuda del hijo de la escritora, que ya no era propietario del pazo.

Tal y como destaca el citado diario, el escrito del 41 sirvió para crear "artificiosamente la apariencia de que Francisco Franco adquiría ese mismo inmueble por un precio de 85.000 pesetas". “Es evidente que nos encontramos ante un negocio sin causa (negocio simulado), dado que el inmueble objeto de este contrato de compraventa había sido ya vendido años antes” y “entregado al Jefe del Estado” en un acto oficial en diciembre del 38, defiende la demanda construida por la Abogacía del Estado para el Gobierno.

Un informe jurídico elaborado por encargo de la Diputación de A Coruña en febrero de 2018 ya concluyó que la transmisión del pazo de Meirás a la familia Franco se hizo mediante un contrato simulado. Según recogió entonces el coordinador del estudio, Xabier Ferreira, la donación del pazo se concretó en el año 38, en el año 40 se aprobó la ley del patrimonio nacional y en el 41 se formalizó "una compraventa ficticia" de esas instalaciones porque así se evitaba que fuera incorporado como bien público.

Publicidad

"En marzo del año 38 figura en un documento privado una donación (del pazo) aceptada en diciembre de 38 por el propio Franco con su firma" y cuando el dictador "ya ocupaba el bien", se escrituró notarialmente la compraventa por parte de una heredera lejana de Emilia Pardo Bazán a Franco y Carmen Polo, detalló Ferreira. El pazo fue propiedad de la escritora y sirvió de residencia de verano durante muchas décadas al dictador. Dicha escritura, tal y como destaca el estudio jurídico, refleja un precio de venta bajo, recoge que no se entrega físicamente el dinero ante notario e incluye una cláusula por la que "no se puede reclamar nada contra esa transmisión" por las partes que acordaron la compraventa.

El informe concluye que el contrato de 1941 es "simulado" porque una persona que ya es poseedora "está comprando el pazo mientras está siendo vendido por otra persona que ya había vendido el inmueble". Los expertos insisten en que "se estaba simulando" una compraventa, a tenor del "relato histórico", cuando en realidad era la donación de "un bien al jefe del Estado para uso del jefe de Estado", como sucedía con el Palacio del Pardo. "No se donó el bien a Franco, sino al jefe del Estado".

Publicidad

"De esos bienes que se donan o se transmiten para uso del jefe de Estado los juristas venimos discutiendo la necesidad de distinguir el patrimonio de la persona rey del patrimonio de la Corona", sostuvo el coordinador del estudio, que ya reclamaba que se emprendieran acciones legales. En este sentido y en opinión de los autores del informe, el pazo debería "formar parte del patrimonio nacional" por ser "fruto de negocios simulados o ficticios".

Publicidad

Publicidad

Publicidad