Cargando...

Secciones

Publicidad

La presidenta del Congreso de los Diputados Meritxell Batet / EFE

El bloqueo parlamentario deja paralizadas casi 60 leyes en proceso de tramitación

Publicidad

Batet supera el récord de bloqueo de su antecesora en la presidencia del Congreso, Ana Pastor. Ya han pasado 52 días desde que fue elegida presidenta de la Cámara y aún no se han constituido órganos como las comisiones parlamentarias o la Diputación Permanente. Importantes iniciativas de ámbito social o sanitario están registradas a la espera de desarrollo.

Política

El trabajo parlamentario se acumula a las puertas de un Congreso de los Diputados que no termina de echar a andar. Los grupos han registrado numerosas iniciativas (proposiciones de ley, control al Gobierno, solicitudes de comparecencias…) que la Cámara no puede empezar a tramitar porque, casi dos meses después de su constitución, todavía no se han conformado los órganos necesarios para desarrollar la actividad legislativa.

Publicidad

Hasta 58 proposiciones de ley están registradas en la Cámara. De estas iniciativas, 28 son de grupos parlamentarios, dos de diputados, 16 vienen de Comunidades Autónomas, y cinco son propuestas de reforma de Estatutos de Autonomía. Entre las leyes registradas por los grupos están la reforma de la ley mordaza, la de erradicación de las violencias contra la infancia y la adolescencia, la modificación del Código Penal para eliminar la prisión permanente revisable o en materia de maltrato animal, o la mejora de la prestación económica por hijo o menor a cargo.

También hay siete iniciativas legislativas populares, entre las que se encuentran la del uso racional de medicamentos y productos sanitarios; la ley para la regulación del personal longevo al servicio de las Administraciones Públicas, o la de ratios de enfermeras para garantizar la seguridad del paciente en centros sanitarios y otros ámbitos. A estas normas se suman 12 proposiciones no de ley y varias solicitudes de comparecencias (al ministro del Interior y al ministro de Asuntos Exteriores).

La presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, ha superado este viernes el “récord” de bloqueo parlamentario en el Congreso, un récord que ostentaba la anterior tercera autoridad del Estado, Ana Pastor. Entre la constitución del Congreso en la XII Legislatura, en la que se designó a Pastor como presidenta (19 de julio de 2016), y la conformación de la Diputación Permanente de esa legislatura (9 de agosto) transcurrieron 21 días.

Publicidad

Más se prolongó la constitución de las comisiones parlamentarias, que no tuvo lugar hasta el 8 de septiembre de 2016; entonces, habían pasado desde la designación de Pastor 51 días. Batet ya supera este plazo y desde que fuera elegida por el Pleno como la presidenta del Congreso durante la XIII Legislatura, el 21 de mayo, han pasado 52 días en los que no se han constituido ni las comisiones parlamentarias ni la Diputación Permanente.

La presidenta anunció la pasada semana que la fecha de constitución de la Diputación sería la del 23 de julio, y este jueves los grupos han alcanzado un acuerdo para designar el número de miembros del órgano. La intención del Parlamento es aprobar la próxima semana un acuerdo para conformar las comisiones, pero los grupos todavía no han cerrado ni siquiera el número de miembros que habrá por comisión.

Publicidad

Podemos acusa a Sánchez de querer eludir el control

Que no esté constituida la Diputación Permanente supone, además, una traba importante para la actividad del Congreso en este momento, ya que es el órgano que desarrolla gran parte de las labores del Pleno cuando la Cámara se encuentra fuera del periodo de sesiones (como ocurre en los meses de julio y agosto). Una de las principales reclamaciones de los grupos es la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para someterse al control parlamentario.

La ley establece que el líder del Ejecutivo debe acudir a la Cámara después de cada reunión del Consejo Europeo. Sánchez ya ha asistido a dos reuniones, pero todavía no se ha sometido al control parlamentario, ya que su comparecencia en Pleno debe ser aprobada en la Diputación Permanente. En este sentido, existe un malestar entre todos los grupos, que entienden que el Ejecutivo está eludiendo el control del Poder Legislativo debido a la parálisis de la Cámara.

Publicidad

Tanto el PP como Ciudadanos han pedido formalmente en las reuniones de la Mesa que a presidenta agilice la constitución de los órganos necesarios para recuperar el control al Gobierno, pero la realidad es que, hasta que no esté constituida la Diputación Permanente, Sánchez no acudirá a la Cámara.

Hasta el socio prioritario del PSOE en el Congreso, Unidas Podemos, ha expresado su malestar por esta situación. La vicepresidenta de la Cámara, Gloria Elizo, apunta directamente a que el retraso en la constitución de la Diputación Permanente “es una estrategia para que el Gobierno pueda eludir el control del Congreso”. Elizo recuerda que el Tribunal Constitucional advirtió de que aunque el Ejecutivo esté en funciones, como lo está el de Sánchez, la capacidad de control del Parlamento sigue vigente, y el Gobierno debe responder a la misma.

Fue el PSOE el que precisamente pidió amparo al TC ante la negativa del Ejecutivo de Mariano Rajoy de acudir a las sesiones de control del Congreso bajo el pretexto de estar en funciones y, por lo tanto, no haber adquirido un vínculo de confianza con la Cámara. Fuentes parlamentarias apuntan a que, tras la sesión constitutiva de la Diputación Permanente el día 23, el órgano se reunirá la última semana de julio, y el primer punto del orden del día será, precisamente, la comparecencia de Sánchez.

Le corresponde al presidente del Gobierno elegir la fecha para acudir al Parlamento, pero, dado el retraso que arrastra ya, Sánchez podría someterse al control del Congreso en el mes de agosto.

Publicidad

Publicidad