Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en una reunión en Moncloa / Daniel Gago - Podemos

Investidura de Pedro Sánchez Podemos cree que su consulta es una "nueva excusa" de Sánchez para romper las negociaciones

Publicidad

Sánchez dijo este lunes que da por rotas las negociaciones tras la consulta de Unidas Podemos, pero el partido morado recuerda que Isabel Celaá apuntó la semana pasada que esto no era ningún obstáculo.

Política

Pedro Sánchez consideró  este lunes que Unidas Podemos dio por rotas unilateralmente las negociaciones para su investidura con la consulta a sus bases. El partido morado ve esto como una "nueva excusa" del presidente en funciones para no negociar con ellos: Podemos sigue con la mano tendida para iniciar las conversaciones sobre un gobierno de coalición y recuerda que la semana pasada Isabel Celaá dijo que la consulta no era ningún "obstáculo"

Publicidad

"Es una nueva excusa para no negociar y seguir buscando el apoyo de la derecha para lograr la investidura. La portavoz del Gobierno ya señaló que la consulta no dinamita nada", explican fuentes de Podemos a Público

Esta es la primera contradicción entre los socialistas que apuntan desde Unidas Podemos: pasar de que la consulta de Podemos a sus bases "no tiene por qué dinamitar a nada" a que rompe con la negociación. Una negociación, sin embargo, que realmente nunca empezó ya que en las cinco reuniones entre Sánchez e Iglesias nunca se comenzó a negociar, ni siquiera, un pacto programático. 

Pero también señalan que Sánchez dijo este lunes que Iglesias no le pidió ser vicepresidente. Esta fue la filtración de los socialistas del pasado martes tras la reunión entre el presidente en funciones y el secretario general de Podemos. Una petición que confirmaron a los medios fuentes del PSOE y de la Moncloa y que el partido morado negó en todo momento. Podemos cree que esto es un ejemplo más de los giros que está dando el PSOE en una estrategia que achacan al asesor del presidente, Iván Redondo.

Con todo, en el entorno de Iglesias no cae del todo en el desánimo. Insisten en que tarde o temprano Sánchez aceptará el gobierno de coalición y siguen con la mano tendida para negociar lo antes posible. Pablo Echenique lo dejó claro esta mañana cuando pidió al presidente en funciones que "retome la vía del diálogo y de la negociación". "Por nuestra parte las negociaciones no están rotas. Estamos dispuestos a sentarnos en 15 minutos", insistió el secretario de Acción de Gobierno de Podemos. 

Publicidad

Podemos pide al PSOE que retome la vía del diálogo y comience a negociar

Sin embargo, los socialistas no parecen que estén por la labor de aceptar una coalición y aseguran que Sánchez mantendrá el órdago de ir a la investidura ofreciendo sólo una oferta programática. De hecho, las contradicciones en el PSOE que señala Unidas Podemos se dan a la vez que se han intensificado los intentos de que la derecha se abstenga. 

El presidente insistió este lunes las consecuencias negativas que puede tener para  PP y Ciudadanos no abstenerse: "El primer pacto de Estado que podemos tener es que faciliten la investidura", dijo. Además, la semana pasada 67 diputados y ex diputados del PSOE pidieron la abstención al PP por carta. Si no sale adelante la investidura de la derecha es porque Albert Rivera y Pablo Casado se han enrocado en el 'no'. 

Publicidad

La repetición electoral ya está en mente de todos porque Sánchez insiste en que no habrá segunda oportunidad. Todos los dirigentes aseguran que no quieren ir a una segunda vuelta y apelan a la responsabilidad del resto, pero es el candidato socialista el que realmente tiene sus manos negociar — o no — una investidura o convocar nuevas elecciones. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad