Cargando...

Secciones

Publicidad

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se dirige a Pedro Sánchez en el Congreso. (EMILIO NARANJO | EFE)

Pablo Iglesias Podemos traza una campaña para el 10-N mucho más dura con Sánchez

Publicidad

El partido morado asumió el pasado jueves la repetición electoral, cuando el presidente en funciones descartó la propuesta de la coalición temporal. Iglesias no hará en esta ocasión una campaña de guante blanco con el socialista.

Política

Unidas Podemos asumió el pasado jueves que habría elecciones el 10-N. El jueves fue el día en el que Pedro Sánchez rechazó la última oferta de Pablo Iglesias de negociar una coalición temporal. Desde entonces no pararon de tender la mano al PSOE para negociar, pero el pesimismo ya estaba instalado en las filas del grupo confederal. Hasta Iglesias reconoció que no veía opciones para evitar la repetición electoral antes del anuncio de la Zarzuela

Publicidad

Pero el grupo confederal ya tiene claro cómo va a afrontar la próxima campaña. "El PSOE prefiere a Ciudadanos", dijo el secretario general de Podemos. La última jugada de Albert Rivera ha sumado puntos para este relato sobre cómo han sido los dos meses de bloqueo político y argumentar que Sánchez en realidad nunca quiso pactar con Podemos. 

Durante la campaña de abril ya se divisó este mensaje sobre Ciudadanos cuando Iglesias pedía a Sánchez que explicara claramente si iba a pactar con Ciudadanos después de las elecciones. "El PSOE nos lo ha puesto en bandeja", considera un dirigente del partido morado. "Estos meses han demostrado lo que veníamos diciendo desde hace tiempo: prefieren pactar con Ciudadanos antes que con Unidas Podemos”, explica otro diputado.

Pablo Echenique fue aún más claro este martes por Twitter y trazó uno de los claros mensajes que se escucharán en campaña. “Que se quede tranquila la CEOE, la banca, los multimillonarios, los fondos buitre y las eléctricas.La jugada de Querido Albert no era para ahora. Aunque se haga el enfadado, sabe que el plan de Pedro Sánchez es llevarnos a elecciones y hacerle vicepresidente el 11 de noviembre”, dijo por la red social.

Publicidad

La idea será transmitir que Unidas Podemos es la única opción que hay para garantizar un gobierno progresista. Y que el PSOE, si Albert Rivera hubiera querido desde el principio, habría pactado con Ciudadanos. Consideran que los movimientos de Sánchez — el llamamiento desde la semana pasada en la tribuna para reunirse con Rivera, la carta que mandó al presidente de Ciudadanos o las declaraciones más amables con el partido naranja que con ellos — muestran que han puesto más ganas en pactar con Ciudadanos que con ellos. 

Iglesias, más reforzado tras los meses de negociación

Unidas Podemos también cree que la jugada de ir a elecciones le puede salir mal a Sánchez y hay cierto optimismo sobre los resultados que ellos pueden tener. Algunos diputados hablan hasta de mejorar los números que salieron de los últimos comicios. La abstención de la izquierda les asusta, pero creen que Sánchez ha quedado más que retratado en estos meses. 

Publicidad

En Podemos creen que se mejoró la imagen pública de Iglesias tras ceder ante el veto personal de Sánchez

De hecho, varias encuestas apuntan a que la ciudadanía ve que el presidente en funciones es el culpable de la repetición electoral. Y justo este jueves 20 minutos publicó un sondeo en el que se señalaba que se percibe que Iglesias es más flexible que Sánchez a la hora de negociar. 

También creen que Iglesias, tras dar un paso atrás por el veto personal de Sánchez, reforzó su imagen y se quitó de encima la idea de que lo único que le importa es ocupar un sillón en el Consejo de Ministros. 

Y el escenario postelectoral tampoco será más sencillo para Sánchez ya que, si después de unas elecciones volvieran a repetirse los números y se buscara un pacto con Unidas Podemos, el grupo confederal será más exigente. E Iglesias ya lleva días explicando que el veto personal no valdrá en noviembre.

Publicidad

Publicidad

Publicidad