Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, en su comparecencia en el Palacio de la Moncloa, tras la ronda de consultas del rey en la que no ha podido designar candidato para la investidura. REUTERS/Javier Barbancho

Sánchez, ya en campaña, arremete contra el bloqueo de Iglesias y dice que lo intentó todo

Publicidad

El líder socialista recuerda a Unidas Podemos que tiene el récord de impedir en cuatro ocasiones que haya un Gobierno progresista Pide a los ciudadanos que el 10 de noviembre "hablen más claro" para que el resto de partidos les escuchen

Política

No hubo septiembre. El presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, compareció este martes, en el Palacio de La Moncloa para confirmar que no se presentará a una segunda investidura tras no haber conseguido los apoyos suficientes que le garantizaran ser elegido presidente del Gobierno. Y, tras constatar esta circunstancia, se situó al momento en plena campaña electoral: “Pido a los ciudadanos que el 10 de noviembre hablen más claro para que se les escuche”; dijo.

Publicidad

Sánchez, con rostro serio, dedicó gran parte de su comparecencia a responsabilizar a PP y a Ciudadanos de que no haya Gobierno. Pero sus críticas se dirigieron fundamentalmente a Unidas Podemos y su líder, Pablo Iglesias: “Va camino de récord, porque  nunca ha habido en Europa un partido de izquierda  que vete cuatro veces en cinco años a un gobierno progresista"; dijo en referencia al secretario general de la formación morada.

Sánchez, además, pidió ya abiertamente el apoyo para el PSOE en las próximas elecciones buscando los votos de la formación morada y del electorado progresista, “porque han visto como Unidas Podemos ha bloqueado con su votos que haya un Gobierno, por lo que espero que esa mayoría parlamentaria se la den ahora al Partido Socialista”, dijo.

Sin apenas autocrítica, Sánchez justificó que el PSOE ha buscado todo tipo de fórmula para no ir a elecciones, y recordó las distintas propuestas a Unidas Podemos, y sus peticiones a PP y Ciudadanos de que se abstuvieran. Y concluyó: “Lo hemos intentado todo, pero nos lo han hecho imposible”; afirmó.

Publicidad

Sánchez reconoció que nunca fue partidario de un Gobierno de coalición, pero que cedió por lograr un acuerdo

En este sentido, reconoció por primera vez en público que nunca fue partidario del Gobierno de coalición, pero que llegó hasta a ceder en eso en busca del acuerdo. "y Unidas Podemos lo rechazó y lo descalificó". El líder socialista recordó que ofreció a Unidas Podemos una vicepresidencia y tres ministerios, "Igualdad, Sanidad, Universidades, Ciencia... y vinieron a decir que eran "políticas accesorias".

"No un Gobierno minado por la desconfianza"

Sánchez indicó que, tras el fracaso de la investidura, decidió seguir trabajando "para hacer un Gobierno para España, pero no cualquier Gobierno, no un Gobierno minado por la división y la desconfianza". Y añadió: "Y entre ser presidente de un Gobierno dividido en dos y el interés general, decido por el interés general", dijo.

Publicidad

Por todo ello, Sánchez indicó que le va a pedir a los ciudadanos españoles que el 10 de noviembre tienen la oportunidad de decir las cosas aún más claras, "para que las escuchen el resto de partidos", y aseguró que su objetivo será busca un Gobierno cohesionado y estable.

En este sentido, también lanzó un guiño claro al electorado más centrista al asegurar que quiere un Ejecutivo de "inspiración progresista" pero a la vez de "moderación,", "serenidad" y "estabilidad". Y acabó diciendo: "España no necesita un Gobierno para una investidura, necesita un Gobierno para una legislatura":

Publicidad

Finalmente, el líder socialista terminó destacando los logros de su Gobierno en este tiempo, como haber bajado la conflictividad territorial, afrontado el problema de la inmigración, haber gobernado con limpieza y ejemplaridad, o los avances sociales que se han aprobado, "con los que hemos demostrado que se puede crecer y repartir". El primer mitin de la campaña se estaba dando ya en la sala de prensa de La Moncloa.

Publicidad

Publicidad