Cargando...

Secciones

Publicidad

El párroco Ramón Tejero en un acto público de La Cala del Moral./David Bollero

Exhumación de Franco El hijo de Tejero, disponible para el responso a Franco pero no para sus feligreses

Publicidad

El párroco se niega a desplazarse los tres kilómetros que separan su iglesia del cementerio para realizar los actos religiosos en la capilla de la necrópolis, obligando a los familiares a volver hasta el pueblo.

Política

Ramón Tejero, hijo del golpista del 23-F, el exteniente coronel Antonio Tejero, será el encargado de oficiar la misa en el momento de la inhumación del dictador Francisco Franco. La liturgia, que se celebrará en la madrugada del miércoles al jueves, ha generado indignación en La Cala del Moral (Málaga), localidad de la que es párroco Tejero.

Publicidad

Más allá de ideologías políticas –Tejero no oculta su ultraconservadurismo- el malestar vecinal viene motivado por el hecho de que mientras el cura se niega desde hace años a recorrer los apenas 3 kilómetros que separan la iglesia de Nuestra Señora del Rosario –donde trabaja- del cementerio para oficiar las misas de difuntos, sí se desplazará los más de 550 kilómetros que separan La Cala del Moral de El Pardo.

La reiterada negativa de Tejero a oficiar los responsos en la capilla del cementerio, en la que incluso el Ayuntamiento acometió obras de mejora en el pasado y fue consagrada por el obispo de Málaga, provoca situaciones dantescas. Tras horas de velatorio en el cementerio, las familias han de bajar hasta la Iglesia del pueblo y, en ocasiones, esperar en la calle a que finalicen otras ceremonias como bautizos. Una vez finalizada la misa, los familiares han de subir de nuevo al cementerio para proceder el entierro de la persona fallecida.

Publicidad

De nada han servido las protestas vecinales, tanto a título individual como a través de colectivos y asociaciones o, incluso, de partidos políticos como el PSOE durante los plenos municipales. Tejero disfruta de la protección del obispado malagueño, hasta el punto de que ha logrado que la negativa de oficiar responsos en la capilla del cementerio se extienda a cualquier otro cura de municipios cercanos, rompiendo así con la tradición caleña desde hace más de una década.

Únete a nosotros

El ayuntamiento de Rincón de la Victoria, al que pertenece La Cala del Moral, está gobernado por el Partido Popular, Ciudadanos y Por mi Pueblo, con el apoyo de Vox. Su alcalde Francisco Salado (PP), que también es presidente de la Diputación de Málaga, viene sumándose a la inacción del obispado de Málaga en este asunto, mientras celebra actos institucionales como el Día de Málaga en la iglesia de Tejero.

Esta no es la primera vez que Ramón Tejero y la parroquia de Nuestra Señora del Rosario son objeto de polémica. Hace un año y con motivo de la festividad del 12 de octubre, su padre el golpista Tejero asistió a la misa que oficiaba, siendo visto junto a miembros del PP. Aquellos actos se saldarían sin sanciones contra el jefe del Puesto de la Benemérita de Rincón de la Victoria (Málaga), encargado de organizar el acto, al considerarse que fue el párroco quien invitó a su padre. Sin embargo, la misa no fue el único acto de entonces, pues tal y como reveló Público, el exteniente coronel también presidió una comida de Guardia Civiles, llegando a tomar la palabra para hablar sobre la situación en Catalunya.

Publicidad

Publicidad

Publicidad