Cargando...

Secciones

Publicidad

Foto de archivo de los exconsellers Antoni Comin y Lluis Puig, junto a Meritxell Serret, en Bruselas./ EFE

Juicio al procés Los exconsellers Puig y Comín, en libertad tras declarar ante la justicia belga

Publicidad

Ambos han comparecido este jueves en Bruselas ante el juez de instrucción en Bruselas, después de que el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, reactivara sendas órdenes de detención europeas contra ellos el pasado martes.

Política

Los exconsejeros de la Generalitat Lluis Puig y Toni Comín han quedado en libertad tras haber prestado declaración esta jueves ante un juez de instrucción de Bruselas. La justicia belga deberá emplazarles ahora a una nueva vista, que se espera en los próximos días, ante un tribunal de primera instancia.

Publicidad

El proceso es similar al que ya pasó el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, que tras presentarse ante el tribunal de primera instancia la semana pasada, volverá al juzgado el día 16 de diciembre.

Dada la similitud de los procesos, la defensa de Puig y Comín, que es la misma que la del expresident, quiere que se integren las tres causas en una sola. Simon Bekaert, uno de los abogados de los exconsellers, cree que es bastante posible que lo consigan ya que da a entender que la justicia belga también estaría a favor porque le facilitaría el trabajo.

El juez podría notificar si unifica las causas en la próxima vista de Comín y Puig. Si es así, los exconsellers podrían declarar junto con Puigdemont en su citación del 16 de diciembre.

Publicidad

Después de haber permanecido unas cinco horas en las oficinas de la Fiscalía de Bruselas para prestar declaración, Puig y Comín se han ido en libertad sin fianza, pero no podrán salir de Bélgica sin permiso de las autoridades hasta que no se resuelvan sus respectivos casos. Es la misma situación en la que está Carles Puigdemont.

Únete a nosotros

Llarena, que también instruyó la causa contra el procés, reactivó la euroorden contra ambos exconsejeros el pasado martes. A Comín se le imputan delitos de sedición y malversación, mientras que la orden contra Puig es por malversación y desobediencia.

Usarán las palabras de Sánchez como “hechos nuevos”

Comín y Puig han recibido como agua de mayo las declaraciones de Sánchez en las que insinuaba que la Fiscalía española actuaba por iniciativa del Gobierno en una entrevista en Radio Nacional esta semana. Los exconsellers han llegado a calificar a Sánchez de “gran amigo y ayudante de la defensa”.

Publicidad

Dice Comín que presentarán vídeos de Sánchez y de los ministros que han defendido esa intervención para reforzar una de sus principales líneas de defensa: que, según ellos, en España no pueden tener un juicio justo porque no hay separación de poderes.

“Las declaraciones del señor Sánchez no hacen más que darnos pruebas de esta falta de separación de poderes y de la baja calidad de la democracia española”, ha resumido el exconseller de Salud en declaraciones a los periodistas tras salir del edificio de la Fiscalía.

Publicidad

Otro de los hechos nuevos que pondrán sobre la mesa será el rechazo del Reino Unido a la euroorden contra la exconsellera Clara Ponsatí, huida en Escocia. Las autoridades británicas argumentaron que la orden de Llarena, emitida también este martes, era “desproporcionada con arreglo a la legislación británica”.

Los casos de exdirigentes catalanes huidos en Bélgica están aún lejos de resolverse. Aunque sobre el papel la euroorden debe ejecutarse en 60 días, o 90 como máximo, la defensa de Puigdemont ha recordado en varias ocasiones que existen dos tribunales a los que podrían apelar una posible decisión contra sus intereses: la Corte de Apelación y el tribunal de Casación.

En un acto la semana pasada, Gonzalo Boye, abogado de Puigdemont, advertía de que la resolución final puede llevar aún varios meses.

Publicidad

Publicidad