Cargando...

Secciones

Publicidad

La nueva portavoz de Ciudadanos, Melisa Rodríguez, hace declaraciones tras la formación de la nueva gestora, elegida hoy, que pilotará el día a día de la formación naranja hasta la celebración de la Asamblea extraordinaria, a mediados de marzo, de la que saldrá una nueva dirección. EFE/Fernando Villar

Miembros del Consejo General de Ciudadanos denuncian que se impidió el debate antes de la votación sobre la Gestora

Publicidad

Política

Miembros del Consejo General de Ciudadanos han expresado su malestar porque, según afirman, en la reunión celebrada este sábado en Madrid para constituir la Comisión Gestora del partido se impidió que hubiera un debate previo sobre quiénes debían formar parte de este órgano.

Publicidad

Durante este encuentro, los consejeros aprobaron por unanimidad tanto el Reglamento de la Gestora como la fecha de la V Asamblea General de Cs, el 15 de marzo, antes de la cual se celebrarán las primarias para elegir al nuevo presidente o presidenta del partido y a la nueva Ejecutiva.

Según fuentes internas consultadas por Europa Press, el problema surgió al decidir la composición de la Gestora. El presidente del Consejo General, Manuel García Bofill, presentó una lista de nombres, la gran mayoría procedentes de la anterior dirección de Ciudadanos, nombrada por el expresidente Albert Rivera.

Publicidad

Una lista que se leyó en ese mismo momento, sin que se hubiera remitido antes a los consejeros. A continuación, se sometió a votación la propuesta de García Bofill sin que, según las fuentes, se permitiera un debate previo sobre la misma.

Únete a nosotros

Polémica por el método de votación

Además, la votación se realizó a mano alzada, usando cartulinas de distintos colores, y no en urna, de manera que todos los presentes podían ver qué votaba cada uno. Según fuentes del Consejo General, antes de la reunión se había solicitado que fuera voto secreto, pero finalmente no se ha seguido este procedimiento.

Sin embargo, al entrar en la sala se le dio a cada consejero una acreditación con un número, para votar, y también había una urna sobre una mesa. Por eso se sorprendieron cuando les dijeron que tenían que votar a mano alzada.

La explicación que se ofrece desde el aparato del partido es que se dispuso todo lo necesario para una votación en urna por si alguien solicitaba este método, pero que esa petición -que debería contar con el apoyo de una quinta parte de los consejeros- no se produjo.

Publicidad

Otras fuentes, en cambio, afirman que un consejero intentó pedir la palabra para solicitar que hubiera voto secreto pero no se le dejó intervenir.

Discusión y bronca

Estos hechos generaron una situación de caos y motivaron "gran parte de la discusión y la bronca" que hubo durante el encuentro. Según una fuente presente en la reunión, muchos consejeros quedaron "bastante disgustados" ante un proceso que "no ha sido demasiado limpio".

"Nos piden adhesión ciega, pero esto es un partido político", ha criticado, afirmando que la regeneración y los principios democráticos que defiende Ciudadanos en sus propuestas políticas se deberían aplicar también dentro del propio partido.

Publicidad

Según los datos facilitados por la formación naranja, la composición de la Gestora propuesta por García Bofill fue aprobada por un 91,4% de los votos.

Aunque han informado de cinco votos en contra y seis abstenciones, no han concretado el número de consejeros que votaron en total ni cuántos lo hicieron a favor, indicando tan solo que había más de 128. Según fuentes del Consejo General, algunos consejeros decidieron no votar como forma de protesta.

Los cinco que votaron en contra son Nacho Prendes, portavoz del Comité Autonómico de Asturias y exvicepresidente del Congreso de los Diputados; Orlena de Miguel, portavoz autonómica del partido en Castilla-La Mancha; Fernando Navarro, viceconsejero de Transparencia en la Junta de Castilla y León; Eduardo de Castro, portavoz en la Asamblea de Melilla; y Luis Armando Fernández, diputado en la Junta General del Principado de Asturias.

Reclaman autocrítica

El debate que se produjo en el Hotel Marriott Auditorium de Madrid fue posterior a la votación en la que se aprobó la composición de la Gestora, pero aun así se produjeron numerosas intervenciones.

En varias de ellas se reprochó el carácter continuista de la Gestora y se apostó por una mayor pluralidad. También hubo voces que reclamaron escuchar más a los afiliados, darles explicaciones y permitirles una mayor participación en el partido.

Asimismo, algunos asistentes subrayaron la necesidad de que Ciudadanos haga por fin un ejercicio de autocrítica tras la debacle sufrida en las últimas elecciones generales. Pero también hubo quienes dieron réplica a todos estos comentarios defendiendo la labor realizada por la anterior Ejecutiva del partido.

En cualquier caso, fuentes de la Gestora recordaron después que en el encuentro de este sábado no tocaba discutir todos estos temas, aunque algunos de los asistentes quisieran tratarlos, porque no figuraban en el orden del día.

A la reunión del Consejo General no solo podían asistir los 125 miembros electos que tiene este órgano, sino también los portavoces de los Comités Autonómicos de Cs y los miembros del Comité Ejecutivo hasta un máximo de veinte.

Entre los cargos que han participado en el cónclave pese a no ser consejeros, estaban el líder de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Luis Garicano; el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín; y el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea.

Un consejero se da de baja como militante

Este último ha respondido en Twitter a un miembro del Consejo General que, tras participar en la reunión, ha anunciado en esta red social que se va a dar de baja como afiliado de Cs.

"Quise dar una oportunidad a ver si Ciudadanos aprendía la lección que dieron las urnas, pero tras un Consejo General bochornoso confirmo que están encantados de conocerse y que la única estrategia en el corto plazo es aplastar a la discrepancia. He decidido tramitar mi baja", ha escrito Javier Amador, exconcejal en el Ayuntamiento de Las Palmas.

Amador ha añadido que "ojalá" hubiera en Ciudadanos "más gente como Francisco Igea". "Pero tiene pinta de todo lo contrario. Soy muy pesimista tras lo que he visto hoy", ha lamentado.

El vicepresidente de Castilla y León y miembro de la anterior Ejecutiva de Ciudadanos le ha contestado que en este partido "no sobra nadie y falta mucha gente, mucha gente comprometida con sus ideas y con su país", para el cual Cs es "muy necesario". "Te lo pido a ti y os lo pido a todos los que hoy tenéis dudas. No os vayáis", ha manifestado.

Publicidad

Publicidad