Cargando...

Secciones

Publicidad

Un vehículo de la Guardia Civil en una foto de archivo. EFE

El guardia civil detenido por matar a un hombre tras una discusión de tráfico le disparó 5 veces en la cabeza

Publicidad

El suceso ha ocurrido a las 7.30 horas en el kilómetro 67 de la carretera A-3. Según han confirmado los sanitarios del Summa, la víctima ha fallecido en el acto. El detenido ha dado positivo en el test de drogas.

Sociedad

MADRID.- Un guardia civil de 31 años ha sido detenido este lunes tras supuestamente matar con 5 tiros en la cabeza a un hombre durante una discusión motivada por un accidente de tráfico en la A-3, la carretera de Valencia. Según fuentes de la investigación, el agente Ángel Luis L.V. ha descendido de un BMW y se ha dirigido al conductor de un Opel Zafira, con el que al parecer había discutido, y le ha disparado al menos cinco veces en la cabeza.

Publicidad

La Guardia civil ha sometido a un test de alcoholemia y antidroga al agente tras su detención. El arrestado ha dado positivo en el test de drogas y negativo en la prueba de alcoholemia. El positivo ha sido en sustancias cannábicas, aunque todavía se desconoce si se trata de marihuana, hachís o algún otro derivado de esta sustancia estupefaciente.

Fuentes de la Guardia Civil y de Emergencias Comunidad de Madrid-112 han informado del suceso, ocurrido sobre las 7.30 horas de la mañana en el kilómetro 67 de esa carretera, en el término municipal de Fuentidueña de Tajo.

Al parecer, los hechos han ocurrido cuando el presunto homicida -un guardia civil destinado en Quintanar de la Orden (Toledo)- y la víctima -un hombre marroquí de 39 años y residente en Illescas- se han bajado de sus respectivos vehículos en la autovía tras sufrir un accidente.

El guardia civil ha esgrimido un arma de fuego y ha disparado cinco veces en la cabeza a la víctima, que ha fallecido en el acto. Los sanitarios del Summa que se han desplazado hasta el lugar solo han podido confirmar su fallecimiento, al tiempo que han atendido al autor de los disparos de contusiones leves causadas por el accidente. 

Publicidad

Según fuentes de la investigación el guardia civil detenido está de baja por enfermedad común desde hace seis días. Las mismas fuentes se han apresurado a aclarar que esta baja médica, que tenía desde el pasado martes, día 19, no tiene relación con ninguna patología psicológica, lo que implicaría la retirada del arma reglamentaria.

Desde la Guardia Civila han precisado que el agente detenido tenía problemas relacionados con la espalda y llevaba ya cinco años en labores de seguridad ciudadana de Quintanar de la Orden (Toledo).

Publicidad

Publicidad

Publicidad