Cargando...

Secciones

Publicidad

La sociedad extremeña protagoniza una manifestación en Madrid por "un tren digno ya" para la región, la mayor movilización de la ciudadanía de esta comunidad, que en pleno siglo XXI tiene una red ferroviaria de vía única, sin electrificar y con trenes de media distancia. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

Clamor extremeño en Madrid por un tren digno y del siglo XXI

Publicidad

Hasta 15.000 personas se han trasladado a la capital y los ayuntamientos extremeños han fletado más de 300 autobuses para exigir unas infraestructuras dignas en una región que no tienen ni un solo kilómetro de alta velocidad. Adif, Renfe y el propio Gobierno central reconocen el abandono en inversiones que sufre Extremadura.

Sociedad

Miles de extremeños ha abarrotado la Plaza de España en Madrid este sábado para exigir al Gobierno una mejora en las infraestructuras ferroviarias de la región, La protesta, a la que han acudido residentes en la región, pero también extremeños que viven en Madrid y sufren con frecuencia los retrasos de un servicio obsoleto, ha quedado plenamente justificada. El tren en el que viajaban desde Extremadura los miembros de la comitiva de representantes del Pacto Social y Político por el Ferrocarril de Extremadura llegó a la estación de Atocha con un retraso de más de 20 minutos. En él viajaba el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara.

Publicidad

Es sólo una muestra del mal funcionamiento de la red ferroviara que conecta la región con la capital, contra la que la sociedad extremeña ha endurecido sus protestas ante la falta de inversiones del Gobierno central.

Ataviados con banderas de la comunidad autónoma y pancartas reivindicativas, los manifestantes han ido llegando a lo largo de la mañana a la Plaza de España de Madrid para reclamar un tren digno ya para la región.

El acto, presentado por los periodistas extremeños José Antonio Moreno y Sara Bravo, ha comenzado poco después de las 11.00 horas, y a lo largo de la mañana tendrán lugar actuaciones musicales y la lectura de manifiestos a favor del tren extremeño.

Ambos han saludado a los extremeños desplazados de la propia comunidad y desde otros puntos del país en centenares de autobuses, y la multitud ha jaleado el momento en el que han comunicado que el retraso de tren en el que viajaba la comitiva

Traviesas del siglo XIX

Precisamente los continuos retrasos, así como las numerosas incidencias y la tardanza de los desplazamientos, de aproximadamente seis horas en realizar el recorrido de Badajoz a Madrid en el mejor de los casos, son las principales quejas de los usuarios extremeños del tren, y por lo que reclaman mejoras en las vías, que en algunos tramos mantienen traviesas del siglo XIX, por las que los convoyes no pueden superar los 40 kilómetros por hora.

Publicidad

En un país que presume de la mejor infraestructura ferroviaria de Europa y cuyas empresas pondrán en circulación el "Ave del desierto" entre Medina y La Meca, en Arabia Saudí, alguien se olvidó de poner a Extremadura en el mapa del tren, ya que ésta es la única comunidad autónoma del Estado sin un solo kilómetro de vía electrificada y con traviesas en servicio del siglo XIX.

Esto hace que el trayecto Badajoz-Madrid, de apenas 400 kilómetros, se realice en más de seis horas, que se pueden alargar si se produce alguna de las múltiples averías e incidencias que suelen repetirse en esta línea. Es más, el primer tren diario que sale de Badajoz a las 06.56 -el media distancia 99779- no llega a Madrid hasta las 15.41, es decir después de ocho horas y 45 minutos de trayecto.

Publicidad

Hartos del abando histórico del Gobierno central, los extremeños han madrugado esta mañana y más de 300 autobuses fletados por los ayuntamientos de la comunidad han ido trasladando a lo largo de la mañana a unos 15.000 extremeños a la capital española para participar en este acto reivindicativo, a los que se suman extremeños que viven en Madrid y otros que se han desplazado por sus propios medios.

Vara: "El tiempo de esperar se acabó y la paciencia, también"

A juicio del presidente de Extremadura, la de este sábado ha sido una jornada "inolvidable" porque los extremeños han sido "capaces de ponerse de acuerdo en una cosa, que es que el tiempo de esperar se acabó y la paciencia también".

Vara ha indicado que querían decir al resto de España que "es muy complicado participar en un competición en los que unos juegan con once jugadores y otros tenemos que jugar con cinco". "No pedimos nada más y nada menos que lo que creemos que Extremadura se merece. Estamos profundamente orgullosos del país donde vivimos y creemos que lo que es bueno para Extremadura lo será también para España", ha recalcado Fernández Vara. Sin embargo, desde sectores de la izquierda se critica la "trenmagogia" de Fernández Vara por no asumir la responsabilidad de su partido, el PSOE, en el atraso del ferrocarril extremeño y por hacer del tren una "cortina de humo" que tapa el verdadero problema de Extremadura: el desempleo y la falta de oportunidades.

Publicidad

Además, la protesta ha contado con la presencia de los líderes de todas las formaciones políticas representadas en el parlamento autonómico ─PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos─, así como los sindicatos CCOO y UGT, la patronal extremeña CREEx, entre otras entidades, como las diputaciones provinciales y la federación de municipios.

Un gran número de manifestantes que esperaban en la estación de Atocha la llegada del presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara.- EFE

Adif y Renfe, "conscientes" de la situación

Sobran los motivos a los extremeños para abarrotar la capital. De hecho, Adif y Renfe son "conscientes" de la realidad que motiva las reclamaciones y han asegurado que la solución de la situación del ferrocarril en Extremadura es "prioritaria". La marginación de Extremadura con respecto al tren es tan evidente que al propio presidente de ADIF, Juan Bravo, en su primera visita a la región, no le quedó más remedio que asumir que era "bastante inexplicable" esta situación.

Fuentes de Adif han destacado que las inversiones pendientes para la conclusión de la nueva infraestructura de alta velocidad (2.448 millones de euros) sitúan a esta Comunidad Autónoma como una de las de mayor volumen de inversión prevista en el corto y medio plazo en el conjunto del Estado. Pero no terminan de ponerse en marcha. Según Adif, el plan de trabajo prevé que las obras de la alta velocidad entre Plasencia y Badajoz estén concluidas en 2019, además de acometerse obras en la red actual que mejoren el servicio en mientras la alta velocidad llega a Extremadura.

Incluso el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha calificado este sábado de "justa" la manifestación de extremeños, y ha asegurado que el Gobierno central intentará revertir esa situación "con la mayor inversión" de la "historia reciente" en esa comunidad autónoma. Ha garantizado que el Ejecutivo va a adelantar los plazos "al año 2019" para que se pueda utilizar la nueva plataforma y "en 2020 con la vía completamente electrificada".

"Cualquiera que conozca la situación en Extremadura puede comprobar que las infraestructuras ferroviarias no están a la altura de lo que correspondería en el siglo XXI, y eso desde el Gobierno lo reconocemos y lo admitimos porque es una cuestión obvia", ha subrayado.

Sin embargo, ha reiterado que también "es bueno admitir" que para solucionar ese problema el Ejecutivo central "está realizando la mayor inversión que se ha producido en la historia reciente". Promesas que los extremeños ya han escuchado en repetidas ocasiones.

Publicidad

Publicidad