Cargando...

Secciones

Publicidad

Varios miles de jubilados han vuelto a concentrarse este mediodía frente al Ayuntamiento de Bilbao, como cada lunes desde hace varias semanas, para reclamar unas pensiones dignas y actualizadas en base al IPC. EFE/Luis Tejido

Pensiones El movimiento de pensionistas vascos vuelve a inundar las calles de Euskadi: "No vamos a dar ni un paso atrás"

Publicidad

Tras la histórica manifestación del sábado, miles de jubiladas y jubilados protagonizan numerosas concentraciones en distintas localidades. Ni la lluvia ni el frío consiguen pararles.

Sociedad

Los lunes ya no son como antes para las amamas y aitites del País Vasco. Desde hace ya varias semanas, las abuelas y abuelos empiezan la semana con unas sonoras y numerosas concentraciones frente a los ayuntamientos. Protestan así contra el mísero aumento de las pensiones decretado por el gobierno del PP, al que ya han advertido que no piensan callarse. De hecho, cada vez son menos los que se quedan en casa. Da igual la lluvia o el frío: dicen que ya nada ni nadie les hará retroceder.

Publicidad

Aún con la resaca de la histórica manifestación del pasado sábado en Bilbao, una multitud volvió a concentrarse este lunes en distintas localidades vascas. La más numerosa volvió a registrarse en la capital vizcaína, consolidada ya como uno de los principales escenarios de las movilizaciones por unas pensiones dignas.

"Esto va para largo, pero no vamos a dar ni un paso atrás: seguiremos aquí", dijo a Público Xabier Isasa, portavoz de Pentsionistak Martxan, uno de los colectivos que forman parte del movimiento de asociaciones de pensionistas en Bizkaia. Este veterano militante sabe de lo que habla: su colectivo lleva ya unos diez años "peleando por los derechos de los pensionistas", aunque nunca con tanta repercusión como ahora.

"La manifestación del 22 de febrero en Bilbao, con unas 35 mil personas, supuso un punto de inflexión", explicó Isasa poco después de la concentración celebrada este lunes en la capital vizcaína bajo una potente lluvia. En cualquier caso, el portavoz de Pentsionistak Martxan reconoce que la imagen del pasado sábado, con más de 115 mil personas tomando la Gran Vía bilbaína, será difícil de borrar.

Publicidad

Un movimiento plural

"Estamos satisfechos, pero también preocupados por la responsabilidad que tenemos en nuestras manos", afirmó Isasa. Hasta ahora, la plataforma de pensionistas que promueve estas concentraciones se ha reunido cada lunes a las 10.00 de la mañana en el edificio municipal de La Bolsa, aunque a partir de esta semana cambiarán ese encuentro de coordinación para los días viernes a la misma hora. También continuarán las concentraciones de cada lunes frente al ayuntamiento.

La propia composición de la coordinadora que promueve esta "marea pensionista" es un buen ejemplo de la pluralidad del movimiento: allí participan unas 15 asociaciones, todas ellas unidas por un objetivo en común: reclamar unas pensiones dignas. Por eso seguirán luchando.

Publicidad

Publicidad

Publicidad