Cargando...

Secciones

Publicidad

Una mujer muestra una pancarta en contra de la violencia machista.- EFE

Violencia machista La Fiscalía pide 17 años de cárcel para el expolicía maltratador que secuestró a sus dos hijos en Alcalá de Guadaíra

Publicidad

Está acusado de sustracción de menores y lesiones psíquicas al no entregar a sus dos hijos a su expareja en el punto de encuentro acordado judicialmente

Sociedad

La Fiscalía de Granada ha solicitado 17 años de cárcel para un expolicía de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) acusado de sustracción de menores y lesiones psíquicas que no entregó a sus dos hijos a su expareja en el punto de encuentro acordado judicialmente.

Publicidad

Según el escrito provisional de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Efe, el acusado, Manuel L.G., aprovechó el régimen de visitas acordado tras separarse de su expareja para ocultar a sus dos hijos menores. Los hechos se remontan a la Navidad del año pasado cuando el acusado tenía tres días para disfrutar de sus hijos, a los que debió entregar a su exmujer el 30 de diciembre en el punto de encuentro de Granada, al que no acudió.

Únete a nosotros

Según el escrito provisional de acusación emitido por la Sección contra la Violencia sobre la Mujer, el acusado se enfrenta a dos delitos de sustracción de menores y otros tres de lesiones psíquicas contra los dos niños y la madre.

La Fiscalía apunta que Manuel L.G. mantuvo a los niños ocultos con él en Dos Hermanas sabiendo que ocasionaría "desasosiego e inquietud" y para evitar ser descubierto se ocultó con ambos en el domicilio de su compañera sentimental. En ese domicilio fue detenido el expolicía el pasado 2 de enero.

Publicidad

El escrito de acusación señala además que el acusado llegó a proponer a los niños "fotografiarlos tirados en el suelo y manchados con sangre" para enviar las fotos a su expareja y apuntó en redes sociales que habían aparecido muertos.

La Fiscalía, según ha adelantado el periódico Ideal de Granada, ha solicitado además que el exagente, que tiene otras causas pendientes y permanece en prisión, se mantenga alejado de la mujer y de los menores durante cinco años y que se le retire la patria potestad por diez años. Antes de los hechos, el hombre ya fue condenado a 34 meses por violencia de género y fue expulsado de la Policía Local de Alcalá por otras actuaciones violentas por las que incluso tiene una orden de alejamiento.

Publicidad

Publicidad

Publicidad