Cargando...

Secciones

Publicidad

Captura del vídeo publicado por 'eldiario.es' del momento en el que el joven negro es sacado del tren y reducido en el andén tras negarse a mostrar su billete.- ATLAS

Agresión racista en el Cercanías Vigilantes de seguridad de Cercanías Renfe agreden a un pasajero negro que se negó a mostrar su billete

Publicidad

"Eres una puta mierda como compañero", le llega a decir uno de los vigilantes al joven, que se identificó también como trabajador de seguridad para afearles que pedir el billete no está dentro de sus funciones. Renfe Cercanías acusa al joven de "perjudicar a cientos de viajeros" y de "alterar el orden público". El viaje sí portaba su billete, aunque acabó detenido

Sociedad

Varios vigilantes de seguridad de Cercanía Renfe de Madrid han agredido y expulsado de un tren a un pasajero negro después de una discusión por negarse éste a mostrarles su billete. Los hechos ocurrieron la mañana del jueves en un vagón detenido en la estación de Atocha, según ha publicado eldiario.es, que también ha mostrado un vídeo grabado por otro pasajero en el que se ve cómo dos empleados de seguridad insultan, agreden y sacan del vagón al joven.

Publicidad

Los vigilantes subieron al tren, que iba bastante lleno, y le pidieron el billete a esta persona sin que antes se lo pidieran a ningún otro viajero. De acuerdo con eldiario.es, y según se aprecia en el vídeo, el hombre se niega a mostrar su billete alegando que los guardias no están autorizados a pedirlo, y exige que venga un revisor de Renfe para mostrárselo a él. "Por las buenas o por las malas", le amenaza uno de los vigilantes al joven negro antes de que comenzara un forcejeo en el vagón. Tras ser cogido y zarandeado, el viajero, visiblemente enfadado por el trato recibido, muestra lo que parece ser un carné de vigilante mientras le dice a la pareja de seguridad que sabe perfectamente cuáles son sus funciones, porque él también es vigilante de seguridad. "Este carnet lo tienes tú también, así que sé perfectamente cuáles son tus funciones", dice el pasajero. Es entonces cuando uno de los vigilantes le responde insultándole: "Es una puta mierda como compañero".

Algunos pasajeros piden al joven insultado y agredido que se baje del tren para que puedan continuar con su viaje, sin embargo, el pasajero se niega. "No me voy a bajar. Aquí está mi billete ¿Por qué me tengo que bajar si no he hecho nada?", argumenta.

Poco después, otras pareja de vigilantes llega al vagón y sacan por la fuerza al joven, que sí llevaba consigo el billete. En el andén de la estación de Atocha, los cuatro vigilantes reducen al hombre, lo tiran la suelo y lo inmovilizan mientras este grita desesperado. Otros viajeros recriminan a los vigilantes su actitud, incluso un hombre que se identifica como policía.

Publicidad

Renfe niega racismo: "Alteró el orden público"

Renfe Cercanías no ha dado ninguna información hasta este viernes, cuando ha comunicado a través de su cuenta de Twitter de que ha abierto un "procedimiento de oficio para aclarar el incidente". La empresa niega que haya "razones racistas ni xenófobas en el desalojo" de un "viajero que alteraba el orden público con un comportamiento que provocaba el retraso del tren perjudicando a cientos de viajeros". La compañía también asegura que el joven negro fue detenido por la Policía Nacional y llevado a comisaría.

Denuncia ante el Defensor del Pueblo

Este viernes, la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado ha presentado hoy una denuncia ante el Defensor del Pueblo por esta agresión racista en la que, además, los vigilantes "se excedieron de sus competencias exigiendo el billete a un viajero", destaca la organización. "Este hecho deleznable es una muestra de libro de racismo institucional, empezando por la identificación racializada hacia el usuario de Cercanías para seguir con el ataque físico y verbal a un usuario que únicamente pedía que le fueran respetados sus derechos", asegura el presidente de la Red, Daniel Méndez, en un comunicado.

Publicidad

Exigen al Ministerio de Fomento "el cese inmediato de las relaciones con esa empresa de seguridad y una reunión urgente para trabajar en un protocolo que impida las identificaciones raciales en Renfe y Adif".

SOS Racismo denuncia la "constante criminalización de las personas racializadas" en los transportes de Madrid

Como consecuencia de este incidente, la Red Española de Inmigración ha pedido conocer la empresa concesionaria encargada de la seguridad en Cercanías y no descarta acudir a la Fiscalía especial de Delitos de Odio de la Comunidad de Madrid o a otras instancias "para exigir una reparación para el usuario víctima del maltrato racista, así como otras medidas cautelares como el cese de la propia concesión y una investigación urgente".

Sos Racismo, por su parte, ha condenado la "agresión", ha instado a Renfe a "abrir inmediatamente una investigación para depurar responsabilidades" y ha denunciado la "constante criminalización de las personas racializadas en el sistema de transportes de Madrid", donde, según afirma esta organización, las paradas "racistas" se producen "con bastante periodicidad".

Publicidad

"Criticamos la falta de respuesta de Renfe ante las constantes situaciones racistas que se producen en el sistema de transportes que gestiona, y que permite continuamente la sobrevigilancia, el escrutinio y el abuso de las autoridades competentes sobre las personas racializadas", insiste, antes de exigir a la empresa ferroviaria que ponga en marcha "medidas antirracistas concretas y firmes" entre su personal.

Publicidad

Publicidad