Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente del PP, Pablo Casado, atiende a los medios de comunicación tras participar en la mesa redonda sobre 'El papel de la Iglesia en una sociedad democrática'. EFE/ SMariscal

Eutanasia "Pablo Casado dice que Ramón Sampedro no ha existido. Es impresentable"

Publicidad

El líder del PP afirmó que la eutanasia "es un problema que no existe en España". Según calcula la Asociación Derecho a Morir Dignamente, unas 4.000 personas en España pedirían morir por eutanasia al año si hubiera una ley que la regule.

Sociedad

Este problema no existe en España”. Eso es lo que aseguró el martes el líder del Partido Popular, Pablo Casado, sobre el proyecto de ley de eutanasia que se debatirá el próximo lunes en el Congreso y que cuenta con los apoyos necesarios para salir adelante. Para Casado, Pedro Sánchez y sus colegas socialistas son “expertos en sacar problemas que no existen, reabrir las heridas y dividir a los españoles”.

Publicidad

Sin embargo, la frase de Casado ha sorprendido a la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD). "Pablo Casado afirma que Ramón Sampedro no ha existido, cuando su caso se llevó al cine y la película fue premiada con un Oscar. Parece un planteamiento muy alejado de la realidad de miles de personas que quisieran y esperan una ley para librarse de un sufrimiento irreversible”, opina Fernando Marín, presidente de DMD en Madrid.

Según explica esta asociación, no hay ninguna manera para cuantificar si existe o no ese “problema” en España porque, al no estar regulada la eutanasia, no pueden recogerse estadísticas oficiales que muestren la dimensión del asunto en nuestro país. La organización toma como referencia las estadísticas de Bélgica y Países Bajos, los dos países europeos donde la eutanasia está regulada, para hacer una estimación del número de personas que podrían beneficiarse de esta media en España.

"Calculamos una cifra a la baja para España de unas 4.000 muertes por eutanasia al año"

Según estos datos, alrededor del 2% de las muertes registradas al año en Bélgica son por solicitud de eutanasia, unas 12.000. En Holanda, la cifra está ligeramente por debajo del 4% de sus muertes anuales, es decir, unas 16.000. “Calculamos una cifra a la baja para España de unas 4.000 muertes por eutanasia al año, una horquilla de entre el 1% y el 4% de las 100.000 muertes que se producen al año”, explica Marín. “A cada médico de cabecera le podría tocar una eutanasia al año”, ilustra.

Publicidad

Es decir, que ese problema que no existe para Pablo Casado supondría ignorar a entre un 1% y un 4% de la población española. “Es inaceptable que le diga a una sola persona que no existe. Puedo aceptar que no le importe la situación de una persona porque sus creencias prohíben la eutanasia, pero decir que esa persona no existe raya la crueldad. Muestra bastante ignorancia o, lo que es peor, mucha falta de sensibilidad”, señala Marín.

Cuestión de derechos, no de números

"No es cuestión de números, sino de derechos”, afirma Marín. En concreto, el derecho de cada persona a elegir libremente cómo y cuándo quiere poner fin a su vida. Una esfera de libertad que va, precisamente, muy en la línea “liberal” que Casado dice defender, ese “no intervenir la vida de la gente”, dijo. En este caso, en la muerte. “Soy un liberal y defiendo legislar lo menos posible”, aseguró, aunque eso es precisamente el problema de la eutanasia: si no se legisla, se acaba con la liberta de las personas para elegir el momento de su muerte cuando no puede hacerlo por sus propios medios.

Publicidad

“El problema para cualquier sociedad es el suicidio asistido clandestino"

"El derecho a vivir, reconocido en la Constitución, nunca se puede convertir en una obligación. Hay personas obligadas a vivir en contra de su voluntad o a morir en soledad de una forma violenta como tirarse por la ventana o ahorcarse, que es lo que suelen hacer estas personas. O recurrir al mercado negro de internet o irse a otro país”, puntualiza Marín. “El problema para cualquier sociedad es el suicidio asistido clandestino, por eso hay que regular”, explica.

La ley que se debatirá el lunes, dice Marín, “solucionaría no todos, pero sí la mayoría de los casos de personas que quieren dejar de vivir ante un escenario de sufrimiento”, explica Marín. Su asociación recuerda que atiende anualmente a cerca de 2.000 personas que acuden para asesorarse en diferentes situaciones. Muchos quieren información sobre el llamado “testamento vital”, el documento en el que alguien deja por escrito legalmente su voluntad de no prolongar artificialmente su vida cuando llegue a situaciones en la que no sea capaz de expresarlo personalmente. Según el Ministerio de Sanidad, 261.229 han dejado constancia de esto a fecha de julio de 2018.

Publicidad

De hecho, aunque apuntan que es minoritario, una parte de estas personas añaden puntos en los que especifican que si la eutanasia es legal en el momento de su situación sobrevenida, se les aplique.

La asociación también recibe cada año la llamada de personas “en situación de gran deterioro o sufrimiento insoportable y quieren saber qué pueden hacer”, explican fuentes de DMD. “El sistema ahora no les puede ayudar a morir voluntariamente, por eso ponemos a su disposición un documento de cómo conseguir fármacos para suicidarse de la forma menos trágica posible, en su casa, en su cama, sin recurrir a actos violentos. Recibimos varios casos cada año, pero nos los cuantificamos”, afirma la asociación.

Publicidad

Publicidad