Cargando...

Secciones

Publicidad

Elefante asiático (Elephas maximus) /EUROPA PRESS

Desarticulada una red de comercio ilegal de animales de especial protección

Publicidad

Agentes del Seprona de la Guardia Civil han investigado a una persona que actuaba como intermediario y realizaba donaciones de especímenes.

Sociedad

La Guardia Civil ha desarticulado una red de comercio ilegal de animales de especial protección en la segunda fase de la operación 'Loxodonta', en la que ha llevado a cabo nuevas actuaciones en Madrid, Navarra, Catalunya e Islas Baleares, según ha informado la Guardia Civil.

Publicidad

En Madrid, agentes del Seprona de la Guardia Civil han investigado a una persona que actuaba como intermediario y realizaba donaciones de especímenes. Esta actividad, equiparada a la venta según el Convenio Cites, podría consistir en ocasiones en transacciones encubiertas y por tanto prohibida para determinados especímenes sujetos a la máxima protección.

Únete a nosotros

En Navarra han sido incautadas diversas partes de elefante africano naturalizado, en concreto la cabeza completa incluida la trompa, dos colmillos de resina y dos orejas de fibra de vidrio.

Además, en Lérida (Cataluña) un taxidermista ha sido identificado en posesión de 20 ejemplares propiedad del principal encausado de Mallorca, algunos de los cuales habían sido ofertados pese a estar su comercio prohibido, procediéndose a su decomiso.

Primera fase de la operación

En enero de 2018 el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil llevó a cabo la primera fase de explotación de esta operación. En ella se detuvo una persona por un supuesto de delito de contrabando y otro delito contra la flora y la fauna silvestre.

Publicidad

Los agentes llevaron a cabo una de las mayores incautaciones en España de especímenes disecados y protegidos por el convenio CITES (Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre). La persona detenida se dedicaba a la venta a través de Internet de trofeos de caza disecados cuyo comercio se halla restringido o expresamente prohibido por este convenio.

Asimismo, fue intervenida numerosa documentación que tras su análisis fueron descubiertos más implicados en el comercio ilegal de especies disecadas, así como 104 armas de fuego de distintos calibres e históricas, de las cuales 36 carecían de documentación, 18 de ellas se encontraban en perfecto funcionamiento y cuatro de las mismas se trataban de armas prohibidas.

Publicidad

La operación, desarrollada por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Baleares, se ha saldado con la intervención inicial de más de 90 especímenes animales o piezas de estos disecadas, de los cuales se ha decretado el comiso definitivo de 70, pudiendo llegar a alcanzar en el mercado negro un valor superior a los 200.000 euros.

Publicidad

Publicidad

Publicidad