Cargando...

Secciones

Publicidad

Imagen de las labores de búsqueda de los dos hermanos asesinados en Godella. /EFE

Godella Detenido también el padre de los dos hermanos asesinados en Godella

Publicidad

La madre fue detenida este jueves tras revelar dónde se encontraban los cadáveres. Los progenitores están acusados de homicidio pero ninguno ha confesado el crimen. Los Ayuntamientos de Rocafort y Godella han decretado tres días de luto.

Sociedad

El padre de los dos hermanos hallados muertos este jueves en el término municipal de Godella ha quedado también detenido por su supuesta relación con este suceso, por el cual se halla arrestada la madre de los niños desde este jueves. Los dos están acusados de un supuesto delito de homicidio.

Publicidad

Ambos permanecerán en el cuartel de la Guardia Civil de Moncada, donde han prestado declaración, hasta que pasen a disposición del juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Paterna que se ha hecho cargo del caso, previsiblemente este sábado. El juzgado ha decretado el secreto de las actuaciones.

Los resultados de la autopsia que se va a practicar a los menores determinarán el motivo del fallecimiento que, por el momento, no ha sido concretado por la Guardia Civil, que lleva las investigaciones, según estas fuentes. El juez autorizó en la tarde noche de este jueves el levantamiento de los cadáveres y su posterior traslado a dependencias del Instituto de Medicina Legal para la práctica de las correspondientes autopsias.

La familia, sin expedientes de los servicios sociales

Los servicios sociales de la localidad valenciana de Rocafort no tienen ningún expediente abierto sobre la familia cuyos dos hijos menores fueron hallados muertos este jueves en Godella, el mayor de los cuales, de tres años y medio, estaba escolarizado en el colegio público San Sebastián del municipio.

Publicidad

Así lo han indicado a EFE fuentes municipales, que han precisado que tampoco les consta que la familia, cuya vivienda está ubicado en la vecina localidad de Godella, tuviera ninguna ayuda del Consistorio de Rocafort.

El Ayuntamiento tiene constancia de que el año pasado la madre de los niños trabajó durante tres meses, mientras estaba embarazada, como auxiliar de limpieza, a través de la bolsa de trabajo municipal en el que están inscritas un centenar de personas y a las que se va llamando de manera rotativa para trabajar periodos de tres meses.

Además, la madre de los niños cumplió hace años en la biblioteca de Rocafort una pena de trabajos en beneficio de la comunidad, mientras que el padre estuvo trabajando en un restaurante de este municipio.

Los cadáveres de los dos niños desaparecidos este jueves en Godella fueron hallados, enterrados, por agentes de la Guardia Civil tras varias horas de búsqueda e interrogatorio a sus progenitores.

Las víctimas son un niño de tres años y medio y una niña de apenas cinco meses, de cuya desaparición se tuvo constancia tras una discusión entre los padres, de la que alertaron a las fuerzas de seguridad varias llamadas, según explicó el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio. 

Publicidad

La Guardia Civil y la Policía Local comprobaron que el padre estaba en la casa, pero no la madre. Algunos testimonios indicaban que había salido corriendo desnuda, hasta que fue encontrada a mediodía escondida en un bidón, con arañazos "propios de haber corrido, sin más". 

Los niños fueron vistos por última vez este pasado miércoles por una amiga de la familia que les llevó comida y su búsqueda estaba activada en los alrededores de la vivienda en la que residían en Godella.

Relato confuso de los padres

Tanto el padre como la madre fueron conducidos al cuartel de la Guardia Civil de Moncada para ser interrogados y, tras varias horas de intentos infructuosos, relatos delirantes e "incoherentes" y una actitud de "escasa colaboración", finalmente los agentes lograron que la madre les condujese al lugar en el que se encontraban enterrados sus hijos, aunque no confesó la autoría del crimen.

Publicidad

Los cuerpos fueron localizados enterrados de forma separada muy cerca de la casa donde vivían en dos espacios distintos, uno a unos 75 metros y el otro a aproximadamente 150 metros.

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, no detalló anoche si el padre ha atribuido a la madre el asesinato de los niños ni si se encontraba bajo los efectos de alguna sustancia por tratarse de datos que ha de determinar la práctica forense y que están bajo el secreto de la investigación. Cuando se le ha preguntado si podía haber violencia de género, ha contestado que "difícilmente" se puede calificar así "pero en todo caso eso lo habrá de determinar la investigación", ha insistido.

A partir de ahora, habrá que realizar las autopsias, seguirán los interrogatorios y de las pruebas forenses se espera el total para el esclarecimiento del trágico suceso.

Este viernes por la mañana la Policía científica ha terminado de analizar la casa familiar. En una de las fachadas de ese inmueble, situado en una zona aislada y que presenta un gran deterioro, se puede leer la frase "Vais a moror todis" pintada sobre un gran boquete.

Dos patrullas acudieron a la casa el lunes

También se ha sabido que el pasado lunes dos patrullas de la Policía Local de Godella y de Rocafort acudieron a la casa a raíz de la llamada de un familiar y y comprobaron que los progenitores y los menores estaban "en buenas condiciones".

Así lo ha explicado el Ayuntamiento de Godella en un comunicado, en el que precisa que en febrero de 2016 los Servicios Sociales intervinieron por un conflicto de convivencia vecinal a petición del Juzgado número 2 de Paterna, que ese mismo año se archivó tras constatar que habían abandonado el municipio.

Además, el miércoles el Teléfono del Menor contactó con los Servicios Sociales de Godella a raíz de una información facilitada por familiares, y se estableció una coordinación con el centro escolar San Sebastián de Rocafort, donde asistía el hijo mayor, el Centro de Salud de Godella y la Policía Local de Godella.

Tres días de luto en Rocafort y Godella

Los Ayuntamientos de Rocafort y Godella han decretado tres días de luto oficial por la muerte de los dos niños. Las banderas de Rocafort, donde estaba escolarizado el hermano mayor, ondean a media hasta desde hoy en señal de luto por este suceso, informa el Ayuntamiento del municipio en un comunicado.

Asimismo, este mediodía habrá una concentración a la puerta del Consistorio, donde se guardará un minuto de silencio en recuerdo de los dos menores y se leerá también un manifiesto.

En el caso de Godella, municipio de residencia de la familia, el Ayuntamiento ha decretado tres días de luto y al mediodía se guardarán dos minutos de silencio en la puerta del consistorio en memoria de los menores.

El Ayuntamiento, según publica en su página web, lamenta el triste suceso y agradece el trabajo "de las 110 personas" que han participado en la operación, entre guardias civiles, policías locales, bomberos y miembros de Protección Civil, así como "el trabajo, la paciencia y la profesionalidad" de los medios de comunicación.  Asimismo, ruega respeto por la familia de los menores.

Publicidad

Publicidad