Cargando...

Secciones

Publicidad

La activista y defensora de los derechos humanos Khadija Ryadi. / JOSÉ BAUTISTA

Igualdad de género y derechos humanos Khadija Ryadi: "Los pueblos del Magreb lanzan un mensaje claro: no más dictadura"

Publicidad

Entrevista a la activista marroquí y referencia internacional por su defensa de los derechos humanos y la igualdad de género

Sociedad

Las voces críticas en Marruecos son como flores en el desierto: es difícil encontrar una, pero tienen fuerza suficiente para embellecer el paisaje e imponerse en la inmensidad del mar de arena. Khadija Ryadi (Taroundant, 1960) es una referencia internacional por su lucha en defensa de los derechos humanos en el Magreb. Así lo reconoció Naciones Unidas en 2013 cuando le concedió el Premio de los Derechos Humanos.

Publicidad

Esta activista, feminista y firme defensora de la democracia fue la primera mujer en presidir la Asociación Marroquí de Derechos Humanos y actualmente representa a la Coordinadora Magrebí de Organizaciones de Derechos Humanos.

Visita España para participar como observadora en el juicio al procés de la mano de la plataforma internacional Trial Watch porque “los derechos humanos son universales y cualquier violación nos concierne a todos”, aunque opina que “es demasiado pronto para hacer una evaluación del juicio”.

Únete a nosotros

Teniendo en cuenta la situación actual de los países del Magreb, ¿mantiene el optimismo?

Cuando actúas y defiendes los derechos humanos, eres optimista porque crees en que estas cuestiones pueden avanzar. Es cierto que muchos asuntos actuales nos dan miedo y vaticinan días difíciles. Por ejemplo, en mi país, Marruecos, vivimos una enorme regresión en materia de derechos humanos, de las mujeres y de las personas migrantes, libertad de expresión e información… 

"El futuro será de los derechos, la libertad y los pueblos, no de los regímenes dictatoriales"

Ahora la lucha se hace más difícil, pero merece la pena y pienso en toda esa gente que sigue luchando para mantener la esperanza. El futuro será de los derechos, la libertad y los pueblos, no de los regímenes dictatoriales.

¿Sigue viva la llama de la indignación en la región?

En el Magreb vivimos lo que los analistas -que no los activistas- llaman la segunda ola revolucionaria, tras la primera ola de 2011, que logró liberar a Túnez del dictador. También se libró en Libia, pero sin poner en marcha una democracia. En 2011, en Marruecos tuvimos el movimiento 20 de febrero, con manifestaciones masivas. Logramos cambiar la Constitución, pero aún no tenemos una Carta Magna que reconozca todos los derechos y libertades. En Mauritania hay una intensa lucha sindical contra la esclavitud, que sigue siendo una lacra allí en pleno siglo XXI. Túnez acoge varias luchas por los derechos económicos, sociales y medioambientales.

Publicidad

"En Marruecos vivimos una enorme regresión en materia de derechos humanos, de las mujeres, de las personas migrantes, y de la libertad de expresión e información"

Argelia, que no registró tantas protestas en 2011, vive ahora una gran revuelta con la que la gente aspira a poner fin a la dictadura. De hecho, el vicepresidente argelino fue detenido por participar en una de las protestas. Los pueblos del Magreb lanzan un mensaje claro al exterior: no más dictadura. Nuestro rol no solo consiste en observar qué pasa, también debemos ser actores de ese cambio, y un ejemplo claro es el trabajo de la Liga Tunecina de los Derechos Humanos.

¿Cuál es la situación de los derechos de las mujeres en los países del Magreb?

La situación de los derechos de las mujeres en el Magreb está muy diversificada. Túnez siempre fue el más avanzado en ese sentido, incluso durante la dictadura. Allí existe ahora una ley muy avanzada contra la violencia machista, en comparación con la que se aprobó recientemente en Marruecos.

Publicidad

"Por desgracia, la violencia contra las mujeres sigue estando muy extendida en el Magreb: las mujeres cobramos menos, trabajamos más, somos más pobres y las diferencias salariales son enormes"

Por desgracia, la violencia contra las mujeres sigue estando muy extendida en el Magreb: las mujeres cobramos menos, trabajamos más, somos más pobres y las diferencias salariales son enormes. En nuestra red contamos con la Asociación de Mujeres Tunecinas, una de las más grandes de la región, y que ya se atreve a hablar incluso del derecho a herencia de las mujeres, un tema tabú en el mundo musulmán porque se considera un asunto religioso. Todavía el hombre recibe el doble que la mujer cuando hereda. Hay que recordar también la luchas invisibles de muchas mujeres, como las de las agricultoras marroquíes.

El 74% de esas mujeres trabaja sin remuneración, ya que son los hombres los que venden sus cosechas. Marruecos ha ratificado todas las convenciones de derechos de las mujeres, pero las leyes no se han armonizado y no se respetan sus derechos.

Publicidad

¿Y la libertad de expresión e información?

En todo el Magreb hemos visto cómo se encarcela a periodistas, blogueros y gente corriente que se expresa en las redes. En Marruecos tenemos a varios detenidos, es imposible hacer periodismo de investigación y hay un gran problema de autocensura con los temas relativos al rey, a dios y al Sáhara. En Túnez hay al menos uno, también en Argelia, y en Mauritania han condenado a muerte a un periodista.

En España y Europa se cita a Marruecos como país ejemplar en el Magreb, ¿qué opina al respecto?

No es muy difícil ser un ejemplo en la región árabe, teniendo en cuenta lo que pasa en Siria, Libia o Yemen, por ejemplo. La imagen que transmite Marruecos es muy falsa, porque los indicadores revelan lo contrario: Marruecos queda muy mal en los ránkings de Reporteros Sin Fronteras, los informes de Global Justice sobre democracia y justicia, convertida en una herramienta de represión para blanquear violaciones de derechos humanos. El Foro Económico Mundial sitúa a Marruecos entre los 10 últimos países en materia de igualdad entre mujeres y hombres.

"Quienes desde Europa consideran a Marruecos un ejemplo en la región árabe lo hacen por intereses económicos, políticos y comerciales, además del tema migratorio y el terrorismo. La imagen que transmite Rabat es muy falsa"

Quienes desde Europa consideran a Marruecos un ejemplo y conocen estas cifras lo hacen por intereses económicos, políticos y comerciales, además del tema migratorio y el terrorismo. Marruecos se presenta como un protector de Europa, adquiere fuerza el discurso securitario y Europa cierra los ojos ante la represión. Europa trata de proteger al régimen dictatorial para mantener así los acuerdos comerciales. Por ejemplo, en este momento avanza el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Marruecos.

Es la primera vez que converso con una marroquí que sigue viviendo en Marruecos y se atreve a criticar abiertamente al régimen, ¿cómo es que todavía no la han detenido?

Hay otras formas de represión en Marruecos. Es cierto que yo soy conocida entre defensores de los derechos humanos y periodistas, pero también soy víctima de otras formas de represión, como las campañas de difamación en prensa, con cada vez más medios controlados por el régimen, que publican artículos idénticos. 

"En Marruecos es imposible hacer periodismo de investigación y hay  autocensura con el rey, dios y el Sáhara"

No podemos denunciar a esos medios porque están muy protegidos por la Justicia. A mí me acusan de recibir dinero del Polisario, de venderme a intereses extranjeros, de tener una vida privada cuestionable, de robar dinero de la asociación… Cada vez que viene alguien a mi casa, aparece la policía.

¿Qué representa la ola de protestas del Rif?

El proceso del Rif es uno de los que han demostrado la enorme regresión de los derechos humanos en Marruecos. Se abre una nueva etapa que nos hace pensar en los años de plomo de Hassan II. Todas las asociaciones marroquíes sin excepción, así como organismos internacionales como Human Rights Watch o Amnistía Internacional, han dicho que el juicio actual contra 52 rifeños no tiene garantías. Es por eso que todos, menos un periodista, han boicoteado el proceso y han decidido no declarar.

"El proceso del Rif es uno de los que han demostrado la enorme regresión de los derechos humanos en Marruecos. Sin embargo, aunque repriman en una ciudad, la indignación siempre se expresará en otro lugar"

Piden un total de más de 300 años de cárcel para estas personas, y eso es solo la parte visible, porque hay cientos de personas que están siendo juzgadas en otros lugares y desde la Asociación Marroquí de Derechos Humanos tenemos dificultades para enumerar a todas esas personas que están siendo juzgadas sin visibilidad. El problema es que esta enorme represión causa miedo, pero a largo plazo no servirá. Reprimen en Alhucemas y surgen protestas en Jerada, cerca de la frontera de Argelia, por ejemplo, o las marchas masivas de profesores. Aunque repriman, la indignación siempre se expresa en otro lugar.

¿Por qué es tan difícil ver críticas al rey Mohamed VI en Marruecos?

No podemos criticar al rey, por lo que es difícil que la gente exprese su opinión. Hubo un islamista que dijo que el modelo republicano sería mejor para Marruecos, y fueron juzgados rápidamente él y el periodista que lo entrevistó. Se transmite la idea de que el rey es sinónimo de estabilidad. Existe tal opacidad sobre la gestión de la riqueza de Marruecos, que no sabemos a dónde va. Somos un país rico pero la mayoría de los marroquíes viven en la pobreza. No podemos elegir a nuestros representantes políticos, los cargos electos no tienen poder, y quienes tienen poder no son cargos electos.

¿Cuál es su punto de vista sobre el Sáhara Occidental?

En la Asociación Marroquí de Derechos Humanos tenemos puntos de vista diferentes, con gente que defiende la marroquinidad del Sáhara y otros que están a favor del derecho a la autodeterminación de los saharauis. Para gestionar esas diferencias, decidimos reivindicar una solución democrática al conflicto aceptada por ambas partes

"Denunciamos las violaciones de derechos humanos en el Sáhara Occidental sin importar el origen de quienes las cometen"

. Denunciamos las violaciones de derechos humanos en el Sáhara Occidental sin importar el origen de quienes las cometen. Este mismo punto de vista es el que ha adoptado la Federación Internacional de Derechos Humanos, que hasta 2010 no se había posicionado sobre el Sáhara, pero que envió una misión por primera vez tras las protestas de Gdeim Izik.

Tras la visita del rey Felipe VI a Marruecos, la llegada de migrantes ha caído de manera sorprendente. ¿Qué opina del dinero que Europa entrega al Gobierno marroquí para frenar el flujo migratorio y la creciente represión hacia los migrantes?

Incluso la democracia en Europa empieza a notar sus límites. Un ejemplo es la represión de los chalecos amarillos en Francia. En España también empezamos a verlo. Estos límites a la democracia están relacionados con los intereses económicos de distintos regímenes. Por eso Europa es amiga de regímenes que explotan a sus pueblos, en lugar de estar a su servicio. Durante los años de plomo, había cierto movimiento en Europa a favor de la lucha democrática en Marruecos, sobre todo en Francia, ya que había cierta incidencia de estos movimientos allí.

"La democracia está amenazada aquí y en la UE. Los migrantes son moneda de cambio. Rabat deja que pasen para que Europa le dé dinero"

Ahora no es así. Incluso Francia es cada vez menos soberana. Europa también, cediendo parte de su soberanía al Fondo Monetario Internacional, por ejemplo. La democracia está amenazada aquí y allí. Ahora los migrantes son moneda de cambio entre estos países. Marruecos deja que pasen para que Europa le dé dinero.

¿Cree que mermaría el flujo migratorio desde África si se fortaleciera la democracia en los países de origen?

Nadie vendría a Europa. Hay un militante subsahariano que decía que lo único que hacen es seguir el camino de sus riquezas, que pasan las fronteras sin que nadie diga nada, a diferencia de los migrantes o dueños de esas riquezas, que son reprimidos.

"Para que la migración cese, tendrá que cesar el expolio. Cada vez que surge una oportunidad de democracia, las intervenciones extranjeras la aniquilan para que los dictadores de África se mantengan en el poder"

Para que la migración cese, tendrá que cesar el expolio. Cada vez que surge una oportunidad de democracia, las intervenciones extranjeras la aniquilan para que los dictadores de África se mantengan en el poder.

Si hubiera democracia en África, los países se negarían a entregar su riqueza a otros y la usarían para su propio desarrollo. Europa tiene miedo de eso. Tenemos que analizar la cuestión migratoria desde una perspectiva histórica, teniendo en cuenta el impacto del colonialismo. De lo contrario, entraremos en un debate vacío.

¿Cree que la visita del Papa a Marruecos servirá para mejorar la situación de los derechos humanos?

Desconozco las razones exactas de esa visita, pero no espero grandes cambios. Sé que la Asociación Marroquí de Minorías Religiosas trata de aprovechar esta visita para darle visibilidad a la situación de las minorías, no solo de la cristiana, sino también de las musulmanas y de otros credos.

¿Qué opina la venta de armas de los países “democráticos” a Marruecos?

Ahora el gran acuerdo armamentístico es el que tenemos con Estados Unidos. La compra de cazas también es un tema tabú en Marruecos, pero debería ser un tema discutido porque nuestro presupuesto sí se debate. El Parlamento que trata este tema no es representativo, sino que defiende sus propios intereses. No hay debate parlamentario sobre el ejército. Fíjate, hubo una red de diputados contra la pena de muerte. Cuando salió el proyecto de ley que regula los tribunales militares y concibe la pena de muerte, esos parlamentarios lo apoyaron.

"Dicen que somos el país más estable de la región: ¿por qué gastamos tanto dinero en armas?"

Desde la Marcha Mundial de Mujeres abordamos este tema porque defendemos que ese dinero vaya para infraestructuras educativas, sanitarias, mejoras en los derechos de las mujeres. Dicen que somos el país más estable de la región: ¿por qué gastamos tanto dinero en armas?

Publicidad

Publicidad