Cargando...

Secciones

Publicidad

Una gorila lleva en brazos a una de sus crías. (REUTERS/Archivo/Clodagh Kilcoyne)

Los gorilas de montaña, ¿cómo salvar de la extinción a una especie?

Publicidad

El número de primates que habita el planeta ha incrementado de los 680 ejemplares a los mil, según los últimos datos.

Sociedad

Los gorilas de montaña siguen en vías de extinción. Sin embargo, los riesgos de que se vean abocados al exterminio han disminuido en los últimos meses. Tanto, que, según los datos del último informe de la Fundación Internacional Dian Fossey, el número de primates que puebla el planeta ha incrementado de los 680 ejemplares a los mil. Un dato esperanzador que ha permitido a los mamíferos salir de la lista roja de especies en riesgo "crítico" de desaparición. 

Publicidad

Con sus espaldas plagadas de pelo negro y protegidos entre ramajes verdes, estos gorilas habitan en una zona protegida de unos 792 km² ubicada en República Democrática del Congo, Ruanda y Uganda. Una zona que se encuentra rodeada por un territorio agrícola cada vez más creciente.

Precisamente es esto, la presencia cercana de seres humanos lo que pone en riesgo el porvenir de los fornidos primates, sea por la transmisión de enfermedades que portan las poblaciones locales o por el desbordamiento de la caza furtiva.

Pese a los peligros, la esperanza parece haber llegado para estos animales por primera vez en mucho tiempo. En parte, por el trabajo de las comunidades locales que han empezado a participar de manera manifiesta en actividades a favor de su conservación. 

Publicidad

Si el incremento se atisba positivo en comparación al último recuento, el dato parece aún más relevante si se tiene en cuenta que, en 1977, la población de esta especie estaba en los 250 individuos, según recoge el periodista Diego Sánchez en un artículo para El Periódico

Para salvaguardar a los gorilas se ha llevado a cabo una labor de trabajo impecable en la que científicos expertos y comunidad local se han involucrado de lleno. La directora científica de la Fundación Internacional Dian fossey, Tara Stoinski, explicaba en el mes de noviembre que "se han efectuado los niveles más altos de protección". La experta, señalaba que para conseguir este repunte se ha necesitado "más de veinte veces el promedio mundial de personal de campo" por kilómetro cuadrado. 

Publicidad

"Este es el tipo de conservación extrema que se requiere si queremos asegurar un futuro para la vida silvestre", apostillaba la experta. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad