Cargando...

Secciones

Publicidad

Imagen de un grupo de alumnos realizando el saludo fascista / Facebook

Fascismo en las escuelas El polémico saludo fascista de estudiantes de un colegio del Opus en Palma de Mallorca

Publicidad

El colegio concertado Aixa-Llaüt se desvincula de la acción de los jóvenes y asegura que esa conducta es "intolerable".

Sociedad

Algunos alumnos del colegio concertado de Aixa-Llaüt, ubicado en el Parc Bit en Palma de Mallorca, han protagonizado una de las imágenes más polémicas y virales del fin de semana. Los jóvenes del centro, del Opus Dei, han posado realizando el saludo fascista, con dos banderas españolas pintadas como fondo.

Publicidad

La bandera principal, situada en primer plano y mucho más grande, incluye además muchas frases y dibujos, entre los que se puede distinguir con claridad el logotipo dibujado del partido político VOX.

El colegio ha contestado con premura en las redes sociales, asegurando que ellos no han participado ni han promovido el fascismo en sus aulas y han dejado claro que, para ellos, esa conducta es "intolerable".

Algunos usuarios critican que se financie desde el Estado a colegios del Opus como el de Aixa-Llaüt 

La institución ha utilizado Twitter para defenderse y desvincularse del caso. Han realizado un comunicado en el que afirman que, para ellos, esa ideología es "totalmente contraria" a sus "valores democráticos " y a su "código ético". Además, han asegurado que el "enaltecimiento del fascismo no se enseña" en sus aulas y que los responsables de la difusión de la imagen no son ellos ni ninguno de sus profesores. 

El colegio es concertado y segrega por sexos

No es la primera vez que el colegio está en el punto de mira. En 2007, el centro solicitó la concertación y, aunque al principio se denegó, en el curso 2012-2013 el gobierno de Bauzá aprobó la solicitud.

Publicidad

Este hecho causó  una gran controversia, ya que el colegio no cumplía los requisitos por 2,5 millones y existía en ese momento una gran deuda y muchos recortes. El centro tampoco cumplía con los requisitos mínimos de escolarización y segregaba por sexos, por considerar que la enseñanza era superior de este modo.

El centro no cumplía los requisitos mínimos para la concertación

Ahora, esa polémica ha vuelto a resurgir por la imagen de los menores realizando el saludo fascista. El hecho de que el colegio esté financiado, en parte, por los ciudadanos al ser un colegio concertado y de que "segreguen por sexos",  ha creado aún más indignación en las redes y ha sido extensamente criticado.

Publicidad

De hecho, uno de los más críticos con el caso ha sido el secretario general del sindicato STEI (Sindicat de treballadores i treballadors), Miquel Gelabert, que ha realizado un llamamiento a la delegada del Gobierno, para que "controle el contenido de un centro financiado con fondos públicos".

Los estudiantes se disculpan 

El colegio también ha utilizado las redes sociales para mostrar los mensajes de disculpa de los alumnos (subiendo algunas de las capturas de los Whatsapp que les han llegado) y ha añadido que los alumnos "han aprendido la lección y dicen que no volverá a suceder".

Publicidad

El colegio Aixa-Llaüt, utilizando Twitter, ha respondido a varios medios digitales y a personas  anónimas que han informado sobre el acto y han mostrado su indignación.

"Lamentamos profundamente la desafortunada acción de estos alumnos, es impropia de la educación en valores democráticos que nos esforzamos en transmitirles y contraria a nuestro código ético. Tomaremos las medidas oportunas, de carácter educativo y corrector, para que no se repitan", han concluido.

Publicidad

Publicidad