Cargando...

Secciones

Publicidad

El secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello. (FERNANDO ALVARADO | EFE)

Conferencia Episcopal Española Los obispos reivindican "el orgullo de ser padre y madre" frente a la homosexualidad

Publicidad

También expresan su deseo de mostrar a la Fiscalía General del Estado, que les reprocha opacidad, qué es lo que hacen contra los abusos sexuales en la Iglesia, aunque creen que a veces el Gobierno utiliza la pederastia como "arma arrojadiza"

Sociedad

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, ha expresado este jueves su disposición a reunirse con la Fiscalía General del Estado después de que ésta asegurara en un documento hecho público este pasado lunes que las medidas para evitar y denunciar los abusos sexuales a menores en la Iglesia son "deficientes".

Publicidad

El informe de la Fiscalía también emplazaba a la Iglesia a llevar cada sospecha a la justicia prescindiendo de "comprobaciones o filtros internos de verificación".

Tras esta advertencia, los obispos han mostrado su deseo de reunirse con la Fiscalía General del Estado y mostrarle el protocolo en el que trabajan para prevenir y hacer frente a los casos de abusos sexuales a menores dentro de esta institución.

"Deseamos tener ese contacto para poder mostrar lo que hacemos", ha dicho Argüello en referencia al borrador que prepara la Iglesia española con la intención de poder legislar sobre todas las diócesis y congregaciones religiosas sobre este asunto y para lo que ha pedido permiso al Vaticano.

Publicidad

Entre los aspectos que recoge dicho protocolo se incluye la posibilidad de que esta institución se presente como acusación particular en los casos de abusos sexuales en los que estén involucrados sus miembros y también se insta a animar a las víctimas a denunciar ante la Justicia civil.

Únete a nosotros

Argüello ha calificado de "drama" los datos sobre abusos a menores aportados por esta institución referentes a los años 2017 y 2018 con mil denuncias cada año y un centenar de sentencias. "Estamos ante un asunto de grave preocupación social y nos gustaría que se supiera cuántas de estas sentencias fueron condenatorias y cuántos clérigos fueron declarados culpables, porque no lo sabemos", ha dicho Argüello que cree, no obstante, que son "muy poquitos".

Sobre la opacidad que la Fiscalía achaca a la Iglesia, el portavoz de los obispos ha asegurado no saber a qué se puede referir y ha reiterado que el borrador en el que trabajan defiende que las investigaciones canónicas no obstaculizan las civiles, "más bien lo contrario".

Publicidad

Argüello ha recordado que el informe de la Fiscalía responde a una petición del Ministerio de Justicia que se limitaba solo a los abusos dentro de la Iglesia, algo que sorprendió a los obispos que creen que se debe preguntar por los cometidos en cualquier ámbito. "No comprendimos bien por qué la ministra de Justicia, Dolores Delgado, se refirió solo a la Iglesia", ha lamentado.

Preguntado por si el asunto de los abusos a menores se ha podido utilizar como arma arrojadiza, Argüello ha reconocido que en alguna ocasión la Iglesia se ha sentido así.

La celebración del Orgullo Gay

Pero si por un lado Argüello se mostraba dispuesto a colaborar con la Fiscalía, por otro ha arremetido contra la homosexualidad al expresar el deseo de la Iglesia de que se promueva "el orgullo de ser madre y padre" para que se valore el significado de la diferencia sexual: "El ser hombre o mujer".

Publicidad

Preguntado por la opinión de la Iglesia de cara a la próxima celebración del Orgullo Gay, Argüello ha comentado: "Aceptando y respetando a las personas cualquiera que sea su orientación sexual, desearíamos que se promoviera el orgullo de la maternidad y la paternidad".

"Nos parece que en este momento es muy importante resaltar el significado de la diferencia sexual, el ser hombre o mujer, de la familia, de la apertura a la vida", ha dicho el portavoz de los obispos, que ha recordado el problema del envejecimiento demográfico en España.

Ha comentado que la Iglesia hace más elogio de la humildad que del orgullo, pero entiende "el sentido noble de la palabra", como es "el orgullo de pertenecer a un club de fútbol o ser de un pueblo". Los obispos han querido subrayar la especial importancia antropológica de que "somos hombre y mujer y hemos nacido de una relación entre hombre y mujer".

Publicidad

Publicidad