Cargando...

Secciones

Publicidad

Momento en el que guardias fronterizos polacos asaltan un barco de Greenpeace. / GREENPEACE

Medio ambiente Guardias fronterizos polacos asaltan un barco de Greenpeace y detienen a 18 activistas

Publicidad

Irrumpieron en el velero de la ONG al grito de "¡Todo el mundo al suelo!" Portando metralletas y con los rostros cubiertos, rompieron una ventana para acceder al interior. Los detenidos ya han sido liberados. La ONG ecologista denunciaba el uso del carbón en Polonia.

Sociedad

Los guardias fronterizos polacos irrumpieron este lunes en el velero Rainbow Warrior de Greenpeace al grito de "¡Todo el mundo al suelo!" Portando metralletas y con los rostros cubiertos, rompieron una ventana de la embarcación para acceder al interior y detener a 18 activistas que bloqueaban la descarga de carbón. Las cámaras de seguridad del barco recogen cómo las autoridades abordan la embarcación. 

Publicidad

Aún no se conocen los cargos exactos que se impondrán contra el capitán del velero y contra una activista austriaca, los únicos integrantes que estuvieron detenidos hasta este miércoles, según cuenta a Público Marina Bevacqua, Coordinadora del tour Europeo United for Climate. 

Únete a nosotros

La ONG se encuentra en el puerto polaco de Gdansk para denunciar el uso del carbón y para exigir un plan de descarbonización al país que culmine "como máximo en 2030", aclara Bevacqua, quien pone en el foco a los partidos políticos ante la proximidad de las elecciones generales, que se celebrarán el próximo 13 de octubre. 

Polonia vetó el pasado mes de junio una iniciativa para que la Unión Europea pusiera fin a las emisiones de gases de efecto invernadero en 2050. Lo hizo respaldado por Hungría y la República Checa. "Estamos ante una crisis climática cuyo impacto es cada vez más evidente y los políticos no hacen lo que deben", denuncia Bevacqua.

Publicidad

Por ese motivo, desde la ONG ecologista están realizando un recorrido por los puertos europeos para "señalar a los responsables". Un tour del que los puertos españoles no se libran, ya que el pasado 19 de julio una veintena de activistas desembarcaron en lanchas del Rainbow Warrior en el dique del muelle de Endesa, desde el que se descarga el carbón para la central térmica de Los Barrios (Algeciras). Además, desplegaron una pancarta de más de 30 metros de largo con el mensaje: "Fábrica de cambio climático".

En Polonia, las protestas continúan a pesar de que "la guardia costera subiera de forma violenta", según denuncia Bevacqua. Este miércoles han vuelto a bloquear la actividad de descarga de carbón. Los activistas se han subido a unas grúas para impedir la actividad. "Varios activistas siguen ahí y están preparados para pasar la noche", anuncia la Coordinadora de este tour.

Publicidad

"Nos queda poco tiempo para prevenir un desastre climático que se gesta y la dependencia del gobierno polaco al carbón pone en riesgo nuestras esperanzas de un futuro seguro y sostenible", denuncia a través de un comunicado Paweł Szypulski, Director del Programa de Greenpeace en Polonia.

"Los gobiernos de todo el mundo deberían actuar de forma rápida y decisiva para abordar la crisis climática en lugar de reprimir las protestas pacíficas que piden una acción climática", agrega Szypulski.

Publicidad

Publicidad

Publicidad