Cargando...

Secciones

Publicidad

Borja Thyssen-Bornemisza a su llegada este miércoles al Juzgado de lo Penal número 22, en Madrid, acusado por la Fiscalía de defraudar a Hacienda cerca de 600.000 euros. / EFE -MARISCAL

Fraude fiscal ¿Borja Thyssen viviendo en un piso de 50 metros? Hacienda le 'caza' en el juicio por fraude fiscal

Publicidad

Inspectores Antifraude acreditan que en 2007 vivió "al menos 356 días" en España, como demuestran sus movimientos bancarios, facturas y los cuadrantes de los escoltas de la familia. Además, cuestionan que una persona con unos ingresos tan elevados viviera en una casa de "50 metros".

Sociedad

Borja Thyssen-Bornemisza ha defendido este miércoles en el juicio que enfrenta por la presunta comisión de un delito fiscal correspondiente al ejercicio de 2007 que su residencia estaba fijada en Andorra, sin tener obligación de tributar en España, un alegato al que se han opuesto los inspectores de la Oficina Antifraude de la Agencia Tributaria al acreditar que ese año vivió "al menos 356 días" en nuestro país como lo demuestran sus movimientos bancarios, facturas y los cuadrantes de los escoltas personales de la familia Thyssen.

Publicidad

Con rostro serio y atento a las exposiciones, el hijo de Carmen Cervera se ha sentado en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal Número 22 de Madrid. A la llegada a los juzgados, su defensa insistía en su inocencia, lo que ha hecho que hasta ahora no haya alcanzado un acuerdo de conformidad con las partes.

La fiscal y la Abogacía del Estado, representada por Rosa María Seoane (que estuvo en el juicio del procés), le acusan de un delito contra la Hacienda Pública del artículo 305 en relación con el Impuesto sobre la renta de las personas físicas del año 2007.

Publicidad

El representante del Ministerio Fiscal pide la pena de prisión de 2 años y multa por importe de 595.000 euros con tres meses de responsabilidad personal subsidiaria para el caso de impago. Además, reclama que indemnice a la Hacienda Pública la cantidad de 592.557,72 euros.

Únete a nosotros

Borja Thyssen asegura que vivía en un piso por el que pagaba 900 euros al mes

En su declaración, el hijo de la baronesa Thyssen ha mantenido que por aquel entonces residía en Andorra y vivía en un piso de unos 90 metros, por el que pagaba 900 euros al mes. Además, ha esgrimido que los ingresos por la exclusiva que dio en Hello en la que anunciaba su boda con Blanca Cuesta no se tenían que tributar, ya que las imágenes que aparecían era de archivo. En el juicio han comparecido varios testigos que fueron escoltas privados de la familia Thyssen, indicando que trabajaron entonces para Borja Thyssen en los meses de verano cuando acudía a su casa de Ibiza y que la familia hacía muchos viajes a Italia, a París y a otras partes "del mundo".

Por otro lado, tres inspectores de la Oficina Nacional de Investigaciones del fraude (ONIF) han ratificado diversos informes sobre la investigación que se realizó al acusado a raíz de detectar "irregularidades fiscales" en una persona que aparecía mucho en los medios y que tenía elevados ingresos al estar relacionado con "obras de artes, herencias, apariciones en prensa" . "De 2007, tenemos acreditado que 356 días residió en España", han afirmado.

Publicidad

La defensa ha reprochado a los peritos que investigaran sin orden judicial ante lo que han replicado que la Ley General Tributaria les faculta para fundar sospechas de fraude fiscal y que se hizo por "la trascendencia tributaria" que suponía la cantidad defraudada. La insistencia del letrado ha provocado una protesta por parte de la abogado del Estado. 

 Mostró una oposición "frontal" a dar datos sobre su patrimonio y sus sociedades a los inspectores

En su detallada comparecencia, los peritos han expuesto que en el marco de las actuaciones se requirió a Borja Thyssen-Bornemisza que acreditara tanto su residencia en Andorra, entonces un paraíso fiscal, e informara acerca de sus sociedades extranjeras. "Nada de nada", ha señalado uno de los inspectores para explicar que no acreditó ninguno de estos requerimientos y que mostró una oposición "frontal" a dar datos sobre su patrimonio y sus sociedades. No acreditó ni los gastos domésticos del apartamento en el que supuestamente residía.

Publicidad

La Oficina Antifraude investigó los movimientos bancarios de cuentas domiciliadas en Andorra, facturas, sus sociedades offshore, los cuadrantes y horarios de sus escoltas privados, entre otros aspectos. Y su conclusión fue que era residente en España y que por tanto era un "obligado contribuyente".  Asimismo, una de las jefas de Área de la Oficina Antifraude ha destacado al tribunal que les llamó la atención que alguien con ingresos tan elevados viviera "en un apartamento de 50 metros".

Apertura de una pieza separada

En su escrito de acusación, el fiscal interesaba la apertura inmediata de pieza separada de responsabilidad civil para que preste fianza "en cuantía suficiente para asegurar las responsabilidades pecuniarias que, en definitiva, puedan declararse procedentes". 

De igual modo, el fiscal libraba oficio a la Unidad de Documentación Fiscal (UDOFI) Subdirección General de Rentas y Patrimonio "a fin de que informe si el acusado figura como contribuyente por algún concepto y si son titulares de bienes, muebles o inmuebles".

Hechos a juzgar

El fiscal relata que Borja Thyssen-Bornemisza no presentó en el año 2007 la declaración correspondiente al impuesto sobre la renta de las personas físicas y ello "a pesar de que durante dicho año residió más de 183 días en España".
Durante el 2007, el acusado percibió 1,4 millones de euros, procedentes de la venta de exclusivas y reportajes a la revista Hello LTD, en virtud de contrato de fecha 7 de agosto de 2007.

"Para eludir cualquier tipo de tributación por las rentas obtenidas con la cesión de derechos de explotación de su imagen, el acusado utilizó para el cobro de dichas cantidades la entidad Grobrach LLC domiciliada en las Vegas Nevada y la cuenta no AD de la entidad Andbank Grup Agricol Reig, siendo ambas 100% titularidad del acusado", señala el fiscal.

Asimismo, el acusado manifestó ante la Agencia Tributaria que durante el año 2007 residió en Andorra, (que en aquel año era paraíso fiscal). Sin embargo, durante dicho periodo de tiempo, tenía contratada su seguridad personal en España, "con las entidades Segur Iberica de enero a octubre de 2007 y con Protección y Seguridad Tecnica SA a partir del mes de octubre habiendo prestado dichas empresas su servicio exclusivamente en territorio nacional".

Publicidad

Publicidad