Cargando...

Secciones

Publicidad

Luces de Navidad en el centro de Madrid / Ayuntamiento de Madrid.

Iluminación navideña El pique entre los alcaldes de Madrid y Vigo que cuesta a los madrileños tres millones en luces de Navidad

Publicidad

El Ayuntamiento de Madrid gastará este año más de tres millones de euros en el alumbrado, un 27,7% más que el año anterior. Los ecologistas reprochan a Almeida y Caballero que no se hayan desafiado para ver qué ciudad es más sostenible.

Sociedad

Si el señor Scrooge, aquel personaje surgido de la pluma de Charles Dickens que odiaba la Navidad y hasta cualquier cosa que remitiera a la felicidad, se paseara estos días por alguna de las grandes ciudades españolas, posiblemente iba a pasar un mal rato. El huraño y egoísta personaje de "Cuento de Navidad" no iba a soportar el espectáculo de contemplar esa ingente cantidad de luces que adornan calles, plazas y avenidas con las que se quiere fomentar el espíritu festivo y solidario de estas fechas. 

Publicidad

Quienes sí parecen disfrutar de esta borrachera lumínica y de los ornamentos propios de la Navidad son los alcaldes de Madrid y Vigo, José Luis Martínez-Almeida y Abel Caballero, respectivamente, quienes, entre bromas y veras, han protagonizado últimamente una competición un tanto absurda sobre qué ciudad es capaz de instalar más luces navideñas. 

El pique surgió a finales de septiembre durante la celebración del XII Pleno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), en el que Caballero revalidó el cargo de presidente. En una conversación informal, los regidores de Madrid y Vigo se desafiaron para ver qué ciudad ponía más bombillas navideñas y el alcalde gallego llegó a afirmar que las luces de su ciudad iban a ser tan excepcionales que iba a invitar al alcalde de Nueva York para que admirara en persona lo que se exponía ante los ojos del visitante. 

Publicidad

El alcalde gallego llegó a afirmar que las luces de su ciudad iban a ser tan excepcionales que iba a invitar al alcalde de Nueva York

El Ayuntamiento de Madrid no ha querido ser menos y este año ha aprobado un presupuesto que supera los tres millones de euros para la iluminación navideña de la capital, un 27,7 por ciento respecto al año anterior. La corporación justifica este incremento en el "considerable aumento de los emplazamientos que serán iluminados". 

Únete a nosotros

El alumbrado, que será inaugurado oficialmente este viernes por el alcalde y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, se encenderán todos los días a las 18.00 horas. Los domingos, lunes, martes y miércoles permanecerán hasta las 23.00 horas, y los jueves, viernes, sábados y vísperas de festivo hasta las 24.00 horas. 

Como novedad, este año se iluminará con nuevo diseño la calle de Alcalá, desde Cibeles a Puerta de Alcalá, que evocará el cielo de Madrid cubierto de estrellas. También habrá nuevos diseños en la calle de Serrano y en los abetos de la Red de San Luis, calle de Fuencarral y de las plazas de Callao y de Colón. Al circuito municipal habitual, que incluye alumbrado ornamental de diseño, cadenetas, cerezos y abetos iluminados, se han añadido este año nuevos emplazamientos en varios distritos. 

Publicidad

El esfuerzo presupuestario y el afán por colocar el mayor número de leds en calles y plazas no ha sido bien recibido por los grupos de oposición y por las asociaciones ecologistas, que no entienden el pique mantenido por Martínez-Almeida y Caballero.

Carente de lógica

El responsable del Área de Energía de Ecologistas en Acción, Rodrigo Irurzun, considera ilógico mantener una competición de ese calibre. "Podrían mantener un pique por demostrar quién tiene la ciudad más sostenible o quien organiza unas navidades más sostenibles, pero competir por ver quién pone el árbol de navidad más grande o tiene más luces navideñas en la ciudad carece de lógica", recalca. 

Publicidad

Irurzun admite que el gasto eléctrico durante las fechas navideñas no supone un gran incremento respecto a los niveles habituales, hecho al que contribuye la utilización de las luces led, de menor consumo.  

A su juicio, está bien adornar la ciudad, pero hay que hacerlo con criterios racionales. En este sentido, afirmó que lo adecuado sería instalar las luces sobre el 10 o 15 de diciembre y no apresurarse tanto como ocurre ahora en muchos municipios, en los que las guirnaldas y estrellas de luz están presentes desde finales del mes de noviembre. 

Iluminación Navideña en la ciudad de Madrid. / Flickr

Otro aspecto que critica el representante de la organización ecologista es la invitación al consumo masivo que se hace mediante el engalanamiento de las calles comerciales. "Las tiendas tienen que sobrevivir, claro está, pero habría que repensar lo que supone el consumo excesivo en estas fechas. Hay que ir hacia una economía adecuada y razonable porque el consumismo desmedido está asociado a un mayor gasto energético y una mayor producción de residuos". 

El concejal de Más Madrid José Manuel Calvo considera extravagante el pique entre alcaldes y señala que, en cualquier caso, en esa carrera Caballero le tiene tomada mucha ventaja a Almeida porque el regidor socialista ha utilizado la iluminación navideña como un elemento de marca de ciudad para conseguir un mayor número de visitantes con el consiguiente impacto económico.

Vender humo

Calvo acusa al alcalde de Madrid de "vender humo" con el anuncio de que este año ha aumentado el presupuesto para el alumbrado madrileño porque ese incremento estaba recogido en los concursos bianuales para la adjudicación del servicio, que ya fueron tramitados por el equipo de gobierno de Manuela Carmena.

El incremento de presupuesto para el alumbrado ya estaba recogido con el gobierno de Carmena

"Almeida es el alcalde que vende humo en todos los sentidos porque no tiene claras cuáles son sus prioridades. A la vez que pone unas cuantas luces más y las inaugura el 22 de noviembre, decide quitar a la EMT el servicio de Naviluz, que no se pondrá en marcha hasta el día 29. Mejor sería que en una ciudad como Madrid estuviera apostando por políticas de lucha contra la contaminación, de avances y modernidad. Pero él está centrado en poner unas cuantas luces más que el año pasado". 

Calvo subrayó que las luces y los adornos navideños generan mucho consenso social entre los ciudadanos, que son partidarios de que el alumbrado esté presente en los lugares más céntricos o emblemáticos de la capital. En este sentido, recordó que el Ayuntamiento gobernado por Carmena hizo un importante esfuerzo por conseguir una iluminación más diversificada, apostando por unos diseños más abstractos y propios de la estética del siglo XXI. 

Por otra parte, fuentes del Grupo Municipal Socialista consultadas por este diario señalaron que el Ayuntamiento debe hacer un esfuerzo por racionalizar el gasto presupuestario destinado al alumbrado madrileño, al tiempo que insistieron en la necesidad de que las luces y guirnaldas navideñas no se concentren en el centro de la capital porque parece que los distritos apenas existen.

Publicidad

Publicidad