Cargando...

Secciones

Publicidad

Activistas de Extinction Rebellion protestan en la entrada del recinto ferial de Ifema, en Madrid, al comienzo de la cumbre del clima. REUTERS/Juan Medina

COP25 Extinction Rebellion corta por unos minutos una de las entradas a la Cumbre del Clima

Publicidad

Varias decenas de personas despliegan tres pancartas a las puertas de Ifema haciendo inaccesible una de las entradas de vehículos. La acción pretende "dar la bienvenida a los líderes y hacerles ver que la sociedad tiene puestos los ojos en ellos".

Sociedad

Extinction Rebellion (XR) ha realizado la primera acción de protesta contra la COP25 que hasta el día 13 de diciembre se celebrará en Madrid. A las puertas de Ifema, el recinto ferial en el que tiene lugar la Cumbre del Clima, una veintena de activistas han desplegado tres pancartas de grandes dimensiones consiguiendo cortar la entrada de vehículos durante apenas unos minutos, hasta que la Policía Nacional les ha hecho retroceder hasta la acera.

Publicidad

Aunque la prensa estaba citada unos minutos veinte minutos antes de las cinco de la tarde en la entrada del Parque Juan Carlos I, apenas a unos doscientos metros de donde se ha llevado a cabo la acción, no ha sido hasta las 17:15 cuando los “rebeldes” han sacado dos pancartas con mensajes que rezaban “rebellion for life” y “crisis climática, estamos jodidxs”. Además, también había una tercera pancarta de XR en un idioma distinto al castellano o inglés, lo que denotaba el alcanza internacional tanto de la cumbre climática como de los participantes en las acciones de protesta.

Saúl Flores, el miembro de XR que ha acompañado a la prensa hasta el lugar de la acción, ha declarado a Público que a lo largo de las dos semanas de cumbre climática en Madrid habrá activistas de más de 20 países. “Con esta primera acción queremos darle la bienvenida a los líderes y, sobre todo, llamarles la atención para que vean que la sociedad civil tiene los ojos puestos en las decisiones que tomarán estos días porque el futuro que están tratando es el nuestro” ha comentado el activista.

Publicidad

Activistas de Extinction Rebellion protestan en la entrada del recinto ferial de Ifema, en Madrid, al comienzo de la cumbre del clima. REUTERS/Juan Medina

Además, ha dejado un recado a los políticos y dirigentes que estos días pasearán por el Ifema, diciendo que “no se van a ir de rositas porque no tenemos tiempo que perder”. Este miembro de XR ha confirmado que desde el colectivo van a estar “muy activos”, aunque no ha desvelado qué van a hacer exactamente.

Únete a nosotros

En cuanto a los índices de participación que está habiendo y habrá en las diferentes acciones del colectivo ecologista, metafóricamente ha dicho que “es igual que cuando empieza a llover, que no sabes cuántas gotas van a caer”. Por su parte, cifra en “cientos” los “rebeldes” que viajarán a la capital española de todas las partes del mundo. Cuestionado por la gestión que están haciendo del alojamiento y manutención de los activistas llegados de otras partes del mundo, Flores ha recalcado que “incluso gente que no participa en XR está ofreciendo sus casas para apoyar el movimiento, así que la solidaridad está siendo increíble.

Por otra parte, una de las características que prima en XR son las acciones de desobediencia civil pacífica. En este caso, se deduce que la Policía Nacional estaba en preaviso ya que hasta cuatro furgones de este cuerpo de seguridad se encontraban apostados en las inmediaciones del Parque Juan Carlos I, donde se había citado a la prensa desde XR. La actuación de los agentes, cuyo número superaba al de los activistas debido al despliegue policial en la zona, se ha limitado a apartarles a la acera con gritos irónicos de los participantes en la acción de “gracias policía”.

Publicidad

Flores se ha referido a una posible actuación más tajante de la Policía: “Las acciones que desarrollamos implican que las consecuencias tengan que ser asumidas como parte del sacrificio que hacemos, parte del deber político y moral y lo que le pedimos a los policías es que entiendan que somos un movimiento pacífico y que también luchamos por el futuro de sus hijos, de ellos mismos y al fin y al cabo, por el futuro de todos los seres vivos que viven en este planeta”, ha concluido el activista.

Publicidad

Publicidad

Publicidad