Cargando...

Secciones

Publicidad

Arranca en Galicia la selectividad más polémica

Publicidad

Videos

Los estudiantes gallegos que quieran hacer trampas en esta selectividad, lo van a tener difícil. Porque estos aparatos, los inhibidores de frecuencia, estarán presentes en las aulas. Sabrán si un micrófono, un móvil o una cámara, conectan con el exterior. La forma de descubrir quien hace el examen con ayuda, será fácil. Lejos quedaron los métodos tradicionales, ahora los profesores se tienen que enfrentar a las chuletas de alta tecnología. De una forma aleatoria, controlarán a tavés de estos sistemas "antiespionaje" a los más de 11mil alumnos que comienzan hoy las pruebas. Para que todos, estén, en las mismas condiciones. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad