Cargando...

Secciones

Publicidad

Angela Merkel tras ganar las elecciones en Alemania. /EFE

Alemania Merkel y Schulz acuerdan varios puntos para una futura gran coalición en Alemania

Publicidad

Si este preacuerdo recibe el visto bueno de los socialdemócratas, comenzarán las negociaciones formales para diseñar un programa de gobierno.

Política

La canciller alemana, Angela Merkel, y el líder socialdemócrata, Martin Schulz, llegaron este viernes a una principio de acuerdo para una futura gran coalición tras más de 24 horas de reuniones de los equipos negociadores, según informan medios como "Der Spiegel" y "Bild".

Publicidad

Los grupos analizan ahora en la sede del Partido Socialdemócrata (SPD) el largo documento consensuado antes de dar su visto bueno definitivo, después de superar múltiples discrepancias en cuestiones como la política fiscal y migratoria.

El acuerdo entre el partido y los líderes parlamentarios debería allanar el camino para negociaciones en detalle en las próximas semanas, lo que aliviaría la incertidumbre que ha socavado el papel de Alemania en asuntos internacionales y planteado interrogantes sobre la permanencia de Merkel.

La consigna de la discreción se ha mantenido casi sin fisuras desde el domingo, cuando comenzó la ronda de reuniones de "sondeo" para un preacuerdo que deberá ser validado por los socialdemócratas en un congreso extraordinario, antes de que se celebren las negociaciones formales para constituir un gobierno.

Publicidad

Las reuniones comenzaron tres meses y medio después de las elecciones y después de que fracasara el primer intento de Merkel de formar gobierno con liberales y verdes.

Los escasos acuerdos que han llegado hasta los medios, sobre un margen de gasto de 45.000 millones de euros para esta legislatura o sobre política medioambiental, no han tenido confirmación oficial, ya que, según distintos dirigentes, "nada está acordado hasta que todo esté acordado".

Al comenzar la reunión, tanto Merkel como Schulz reconocieron que existían todavía "grandes escollos", pero se mostraron dispuestos a negociar hasta el final un preacuerdo que sirva de base para formar una nueva gran coalición.

Sólo esa fórmula daría a Merkel el gobierno estable que desea y tanto ella como Schulz se han centrado en evitar la repetición de las elecciones, conscientes de que su destino político depende en buena medida de ello.

Ni uno ni otro pueden desear ir a nuevas elecciones, ya que, según la mayoría de los sondeos, sus formaciones perderían apoyo y podría salir beneficiada la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

Si el preacuerdo de este viernes recibe el visto bueno en el congreso extraordinario que el SPD ha convocado para el 21 de enero, comenzarán las negociaciones formales para diseñar un programa de gobierno que se someterá finalmente al voto de la militancia, dividida ante la posibilidad de una nueva alianza con los conservadores.

Publicidad

Muchos miembros del SPD temen que gobernar con los conservadores debilitaría aún más a su partido después de que sufriera el peor resultado en las elecciones de septiembre desde que se fundó la República Federal moderna en 1949.

Kevin Kuehnert, jefe de la sección juvenil del SPD, dijo el jueves que planeaba una gira por Alemania para persuadir a los delegados del partido de que voten en contra de la gran coalición.

Publicidad

Publicidad

Publicidad